Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

viernes, 28 de agosto de 2009

Pollo asado en el horno con patatas


Ingredientes:
Un pollo
Una cebolla
Cuatro o cinco dientes de ajo
Un limón
Un chorrito de aceite
Perejil
Un vaso grande de vino blanco
Sal (o una pastilla de caldo de pollo)

Adobamos el pollo, unas horas antes (incluso el día anterior), con el ajo, perejil, zumo de limón y la sal (o la pastilla de caldo desmenuzada)
Lo ponemos en una fuente de horno con la cebolla cortada en cuatro partes y lo regamos con un chorrito de aceite. Lo metemos al horno a 200º hasta que se dore.
Cuando está dorado le echamos el vaso de vino blanco y una poquita de agua. Cuando empiece a hervir bajamos la temperatura del horno a 160º y lo ponemos boca abajo, dejamos que se vaya haciendo, le damos la vuelta, y lo dejamos hasta que esté tierno.
Sacamos la salsa que quedó a una cacerola y reservamos.
El pollo lo dejamos unos minutos más en el horno, ya seco, sin salsa.
Pelamos unas patatas pequeñas, si tenemos, y sino unas grandes cortadas a trozos y torneadas. Las freímos en abundante aceite bien caliente hasta que estén doradas, las escurrimos del aceite y las echamos en la cacerola con la salsa que teníamos reservada. Dejamos que cuezan con la salsa cinco o diez minutos a fuego lento, revolviéndolas con cuidado de no romperlas.
Las patatas también podemos hacerlas al horno. Las ponemos al mismo tiempo que el pollo, en la misma bandeja. Las salamos y a media cocción les damos la vuelta. Cuando el pollo está listo, las patatas también.
En este caso también lo acompañamos con unos pimientos del piquillo de lata, pasados por la sartén con un poquito de aceite, durante cinco minutos a fuego suave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada