Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Pollo a la Pantoja


Hace varios años se puso de actualidad la receta del pollo que servían en el restaurante de Cantora y que se atribuía su preparación a la cantante Isabel Pantoja.
Es un pollo en salsa en la que predomina el sabor a campo que le confieren las plantas aromáticas que lleva en su elaboración: tomillo, romero y laurel.
No quiero dejar de ponerlo en el blog, porque verdaderamente está muy rico y merece la pena prepararlo.


Ingredientes:

1 pollo de 1,5 kg.
1 cebolla
1 puerro
2 dientes de ajo
1 pimiento verde o rojo
4 tomates
1/2  vaso de cerveza
Aceite de oliva
Harina
1 litro de caldo de pollo aproximadamente.
Tomillo
Romero
Laurel
Pimienta
Cayena al gusto (yo puse molida)
Sal

El pimiento es preferible ponerlo verde, yo lo puse rojo porque no tenía verde en este momento.
Aunque en la receta ponemos cerveza, si preferimos por cualquier motivo, podemos sustituirla por vino.
El tomillo y el romero es deseable ponerlos frescos, yo como no disponía de tomillo fresco, en esta ocasión lo puse seco.
Lo acompañé con unas patatas al vapor, pero también me gusta con patatas fritas, arroz blanco o picatostes.





Cortamos el pollo en trozos no muy pequeños, los pasamos por harina y los doramos por todas partes en una sartén con aceite de oliva.










Lo retiramos a una olla y le añadimos la pimienta molida, el tomillo, el laurel y el romero.









En la misma sartén que freímos el pollo retiramos un poco de aceite si vemos que es demasiado y ponemos la cebolla, el puerro y los ajos, cortados en trozos. Cuando están pochados añadimos los tomates troceados, si pelar.







Cocinamos un par de minutos y añadimos la cayena, la cerveza y dos vasos de caldo. Mantenemos al fuego hasta que esté blando, más o menos treinta minutos.








Pasamos por el pasapurés y lo echamos sobre el pollo que teníamos reservado en la olla.











Ponemos más caldo si hace falta hasta que casi cubra el pollo.






Cocinamos a fuego lento aproximadamente una hora, hasta que el pollo esté en su punto y la salsa reducida a nuestro gusto.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Escacho (rubio) al horno


El escacho o rubio es un pescado de roca, de carne blanca, firme y sabrosa. En Galicia se encuentra fácilmente a la venta y generalmente se consume en guisos y caldeiradas, aunque también lo podemos poner en salpicón, frito o como en este caso al horno.


Ingredientes:
4 escachos de ración
1 cebolla grande
Zumo de limón
Aceite de oliva
Sal
Pan rallado





En un recipiente para horno hacemos una cama con la cebolla cortada en juliana, la salamos y le repartimos por encima tres cucharadas de aceite. 
La introducimos en el horno frío y lo encendemos a 200º.









Cuando veamos que está medio pochada retiramos el recipiente del horno.
  





Colocamos el pescado encima de la cebolla después de haberlo salado, lo rociamos con zumo de limón y aceite de oliva y lo salpicamos de pan rallado.
Volvemos a introducir en el horno y lo cocinamos durante quince o veinte minutos dependiendo del tamaño. Si el pan rallado no está un poco dorado podemos poner el grill dos o tres minutos, pero siempre vigilando que no se queme.


Servimos caliente acompañando el pescado con la porción de cebolla correspondiente.

Ni que decir tiene que aunque hemos utilizado escachos esta receta sirve para preparar cualquier otro pescado que deseemos.

martes, 18 de septiembre de 2018

Carpaccio de ternera gallega al aceite de albahaca

En este carpaccio utilicé un corte limpio de cadera de ternera gallega, es un poco diferente al ir aderezado con un aceite de albahaca.


Ingredientes:
Ternera gallega
Albahaca
Sal en escamas
Aceite de oliva
Zumo de limón
Queso parmesano

Para prepararlo hoy opté por congelar la carne y cortarla manualmente muy fina cuando aún está dura del congelado pero ya se deja cortar.
Hacemos un aceite de albahaca triturando 50 ml. de aceite de oliva con un puñado de hojas de albahaca. Colamos y reservamos. Como nos va a sobrar, guardamos el que nos quede en la nevera y nos servirá para utilizar en numerosos platos.
Con un cuchillo bien afilado hacemos con la carne unas lonchas finas, casi transparentes.
La colocamos en un plato o fuente unas junto a las otras pero sin superponerlas.
Aliñamos rociándolo con unas gotas de zumo de limón, aceite de albahaca y sal en escamas.
Por encima distribuimos queso parmesano en lascas finas, que podemos sustituir en caso de no disponer de éste por manchego curado.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Tartar de salmón



Hoy presento un tartar de salmón con un adobo un poco diferente al tradicional.
Las cantidades las dejo a la elección del cocinero para que las adapte a su gusto y necesidades.

Ingredientes:

Lomo de salmón sin piel ni espinas
Ajo
Perejil
Alcaparras
Aceite de oliva
Pimienta negra
Pimienta cayena (opcional)
Sal

El salmón lo habremos congelado por lo menos tres días antes, lo descongelamos.
Trituramos los ajos con el perejil y el aceite de oliva, yo siempre hago bastante cantidad y lo guardo en un tarro en la nevera, lo utilizo durante la semana en adobos y guisos, o como salsa de acompañamiento de carnes y pescados a la plancha, añadiéndole sal y zumo de limón.
Cortamos el salmón en daditos, lo aliñamos con el ajo y perejil triturado con el aceite, sal, pimienta negra y pimienta cayena.
Aunque yo no le puse también le podemos añadir zumo de limón.
Mezclamos con las alcaparras y dejamos reposar un rato en la nevera.
Servimos emplatándolo con un aro, o en un cuenco para que cada uno se sirva el que desee. En ambos casos lo acompañaremos de pan tostado o algo similar.


sábado, 1 de septiembre de 2018

Sopa de tomate con albahaca


Esta sopa la podemos tomar fría o caliente, aunque para mi gusto cuando más rica está es cuando la tomamos templada, con el queso que empieza a fundirse pero que no llega a hacerlo por completo.
 

Ingredientes:
1,200 kg. de tomates maduros
40 hojas de albahaca más o menos
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
2 zanahorias
600 ml. de caldo de pollo o carne
Pimienta negra
Sal


Picamos la cebolla, el ajo y la zanahorias. Los pochamos lentamente en una olla con las dos cucharadas de aceite.
Añadimos los tomates troceados y el caldo. Cocinamos durante veinte minutos.
Añadimos la pimienta y las hojas de albahaca. Trituramos y rectificamos de sal.
Servimos con abundante queso rallado.

sábado, 25 de agosto de 2018

Crema de calabacín y puerros


Ingredientes:
3 calabacines (más o menos 900 grs.)
La parte tierna de1 puerro grande o 2 pequeños
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 patata mediana
2 cucharadas de aceite
Sal
Pimienta negra (opcional)
1 litro de caldo de pollo (o agua con un cubito de caldo)
200 ml. de leche

Ponemos una olla al fuego con las dos cucharadas de aceite, la cebolla, el puerro y los ajos troceados. Pochamos lentamente y añadimos los calabacines y la patata en trozos grandes, sazonamos con la pimienta y cubrimos con el caldo y la leche, cocinamos durante cuarenta minutos a fuego lento.
Si la van a comer niños es mejor no ponerle la pimienta por si no les gusta el ligero picorcillo que aporta.
Trituramos con la batidora de brazo hasta que quede bien fino, probamos y rectificamos de sal.
Para servirla la adorné con queso rallado y cebollino. Pero aún sin el queso queda exquisita, tanto caliente como fría.

Cóctel San Francisco


Este cóctel es el más famoso dentro de los cócteles sin alcohol, aunque últimamente también se presenta una versión con alcohol, que generalmente suele ser vodka o ginebra.
Los zumos empleados varían según quien lo prepare aunque lo más habitual es que lleve jugo de naranja, melocotón, piña y limón, siempre acompañados de jarabe de granadina.
Se caracteriza por los bordes de las copas escarchados con granadina y azúcar.
Se acostumbra a servir en vaso alto, copa flauta o copa de balón.


Ingredientes:
5 partes de zumo de naranja
2 partes de zumo de melocotón
2 partes de zumo de piña
1 parte de granadina
Hielo

Si queremos ponerle alcohol le añadiremos junto a los zumos una medida y media de vodka.
Yo no le pongo zumo de limón porque le aporta más acidez, pero si queremos añadirlo sustituiremos una parte de zumo de naranja por el de limón.
Primeramente empezamos escarchando el borde de la copa donde lo vamos a servir con azúcar y granadina, para ello colocamos dos platos de postre, uno con el fondo cubierto de granadina y otro con el fondo cubierto de azúcar. Posamos el borde de la copa en el plato con la granadina y a continuación en el plato con azúcar.
Echamos en la coctelera los zumos con el hielo y la granadina, agitamos hasta que las manos se nos queden frías, colamos y servimos en las copas que adornaremos con rodajas de naranja.








También podemos optar por no poner la granadina en la coctelera y añadirla al cóctel al final en la copa, se irá al fondo y al moverla presentará un color degradado, en lugar de uniforme como quedaría al incorporarla junto a los zumos.

domingo, 19 de agosto de 2018

Tortilla de calabacín, puerros y gambas


Ingredientes:
4 huevos
2 calabacines grandes
1 puerro
200 grs. de gambas
Sal






Cortamos el calabacín y el puerro.








Ahora podemos hacerlo de dos maneras: o bien los freímos lentamente en una sartén con aceite o como hice yo hoy: les puse una cucharada de aceite, la sal y los cociné en el microondas a máxima potencia hasta que están blandos, más o menos diez minutos.





Tanto que lo hagamos de una manera u otra los ponemos a escurrir, si son fritos para retirar el máximo de aceite posible, y si los hicimos en el microondas para retirar el líquido que suelen soltar al cocinarse.









Mientras tanto pelamos las gambas y las salteamos en una sartén con una cucharada de aceite.









Batimos los huevos e incorporamos el calabacín con el puerro y las gambas.







Cuajamos la tortilla en una sartén antiadherente, cuando esté a medio hacer le damos la vuelta y la dejamos al fuego hasta que esté pasada a nuestro gusto.

sábado, 18 de agosto de 2018

Ensalada de pollo y queso, al orégano


Ingredientes:
Lechuga
Tomate
Cebolla
Queso (yo puse manchego semicurado)
Pechuga de pollo
Aceite de oliva
Vinagre de manzana
Sal
Orégano

Las cantidades las dejo a la elección de cada uno.
Cortamos la pechuga de pollo en daditos, la aliñamos con ajo y perejil triturados, salamos y la salteamos en unas gotas de aceite hasta que esté bien pasada. Reservamos.
Hacemos una vinagreta con tres partes de aceite, una de vinagre y orégano al gusto. Lo ponemos todo en un tarro con tapa y agitamos hasta que esté bien emulsionado.
Lavamos la lechuga de nuestra elección. La secamos y colocamos en el fondo de la fuente. Por encima repartimos el tomate cortado en dados y la cebolla en juliana. Salamos.
Colocamos el pollo y el queso en daditos y aliñamos con la vinagreta.

domingo, 5 de agosto de 2018

Pez espada (emperador) adobado, frito y a la plancha


Ingredientes:
4 filetes no muy finos de pez espada
Zumo de un limón
4 dientes de ajo
Perejil
Sal
Aceite de oliva
Pimienta negra
Harina para frituras (yo puse harina de garbanzos mezclada con harina de trigo a partes iguales)

Con este adobo queda muy rico tanto si lo hacemos a la plancha como si optamos por freírlo.
Cuando lo hago frito, me gusta envolverlo únicamente con harina, pero si queremos también se puede pasar por huevo.
El pez espada a la plancha lo acompañé, además de patatas fritas redondas, con champiñones y calabacín también a la plancha.


Cortamos el pez espada en trocitos o lo dejamos en filetes según si lo vamos a freír o hacer a la plancha.
Lo rociamos con el zumo de un limón y le añadimos los ajos triturados con el perejil, una cucharada de aceite, sal y pimienta.


Lo impregnamos bien y lo dejamos reposar en la nevera dos o tres horas para que coja bien el adobo.


Según la opción elegida, después de retirarlo del aliño y secarlo, lo hacemos así:
En la plancha ligeramente engrasada con aceite de oliva y bien caliente, vuelta y vuelta para que quede jugoso.
Si es frito lo pasamos por harina y lo freímos en abundante aceite caliente a fuego fuerte hasta que comience a dorarse.

jueves, 2 de agosto de 2018

Ensalada campera


Una de las ensaladas más clásicas de nuestra cocina, aunque se puede degustar todo el año, es especialmente agradable hacerlo en el verano.
Yo soy una gran amante de las ensaladas pero las que llevan patatas, como ésta, son mis preferidas.
La elaboro con los ingredientes tradicionales, pero podemos encontrarla con la adicción de una gran variedad de ingredientes adaptados al gusto del cocinero que las prepara.


Ingredientes:
Patatas
Cebolleta o cebolla
Huevos cocidos
Pimiento rojo
Pimiento verde
Tomate
Bonito en aceite de oliva
Aceitunas
Sal
Aceite de oliva virgen
Vinagre.

Las proporciones de los ingredientes van al gusto de cada uno, igualmente el modo de cortarlos y mezclarlos.

Lavamos las patatas y las cocemos enteras con piel. Cuando al clavarles la punta de un cuchillo entre sin dificultad las retiramos del agua y dejamos que se templen. Las pelamos y las cortamos en rodajas.
Al mismo tiempo que cocemos las patatas en un recipiente aparte cocemos los huevos, los echamos en agua hirviendo y los cocinamos durante once minutos, pasados éstos los refrescamos con agua fría, los pelamos bajo el chorro de agua del grifo y los reservamos.
En una fuente colocamos una capa de patatas. Las salamos y vamos poniendo sobre ellas la cebolla en juliana, los pimientos cortados a nuestro gusto, el bonito en trozos y los huevos y los tomates en gajos.
Salamos todo nuevamente, aliñamos con el aceite y el vinagre y adornamos con las aceitunas.

martes, 31 de julio de 2018

Quinoa, como se cocina


La quinoa es una semilla que últimamente estamos incorporando en nuestra dieta, ya que está considerada como un súper alimento que goza de innumerables propiedades beneficiosas para nuestro organismo, al mismo tiempo nos proporciona las proteínas necesarias para una buena alimentación.
La podemos consumir tanto en platos salados: sopas, ensaladas, guisos…, como en suculentos platos dulces como cupcakes, bizcochos, pasteles, galletas...

Para cocinarla y que nos quede en su punto debemos seguir unas pautas.
Primeramente es imprescindible lavarla bien en varias aguas para eliminar la saponina que contiene y que no es beneficiosa para nuestro organismo. No debemos dejarla a remojo ya que la saponina se quedaría adherida y ya no la podríamos eliminar.


La colocaremos en un colador y dentro de un bol con agua.
La frotaremos con las manos y veremos que el agua se pone turbia, es la saponina que desprende.


Este procedimiento lo realizaremos cuatro o cinco veces hasta que el agua quede clara.


Para cocerla pondremos dos partes de agua por una de quinoa. Dependiendo de la receta en que la vayamos a utilizar podemos cocinarla en lugar de agua en un caldo de ave, pescado o verduras.


La coceremos en agua con sal durante más o menos quince minutos, a fuego lento hasta que haya consumido toda el agua, si pasado este tiempo aún no está seca apagaremos el fuego y con unos minutos de reposo acabará de secarse.
Ya está lista para utilizar en diversas preparaciones.

sábado, 28 de julio de 2018

Pez espada (emperador) en salsa de gambas


Ingredientes:
2 filetes grandes o 4 medianos de pez espada no muy finos (podemos sustituirlo por otro pescado como rape, bacalao, abadejo, mero, lubina, rodaballo, raya…)
200 grs. de gambas sin pelar
5 cucharadas de aceite de oliva
2 tomates medianos
½ cebolla
½ puerro
2 dientes de ajo
Perejil
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharada rasa de pan rallado
Un chorro de brandy
Sal
1 vaso grande de agua o caldo de pescado

Pelamos las gambas y reservamos las cabezas para utilizar en la salsa.






Si los filetes de pez espada son grandes los cortamos en cuatro trozos, los salamos y los freímos vuelta y vuelta en las cinco cucharadas de aceite, los retiramos y reservamos.










En ese mismo aceite freímos las cabezas de las gambas.










Añadimos la cebolla y el puerro picados, pochamos lentamente.











Rociamos con el chorro de brandy y flambeamos.









Incorporamos el tomate troceado y sin pelar, la cucharadita de pimentón, el vaso de agua, el pan rallado y un majado que habremos hecho con los ajos y el perejil.








Cocinamos veinte minutos removiendo y aplastando de vez en cuando, si vemos que hace falta añadimos más agua. Lo pasamos por el pasapurés.








Volvemos a poner la salsa al fuego después de haberla pasado por el pasapurés e incorporamos el pez espada y las gambas.






Cocinamos un par de minutos y comprobamos como está de sal.
Servimos caliente, solo o acompañado de arroz blanco.

viernes, 27 de julio de 2018

Torta larpeira


La torta larpeira es una de las más emblemáticas de la cocina gallega. Larpeira en gallego significa golosa.

Ingredientes:
Masa

450 grs de harina de fuerza
110 ml. de leche
2 huevos
50 grs. de manteca de vaca o mantequilla
25 grs. de levadura fresca
½ cucharadita de sal
30 grs. de azúcar
2 cucharadas de azúcar invertido
Un chorro de anís

Crema pastelera rápida
200 ml. de leche
2 huevos
50 grs. de azúcar
25 grs. de Maizena
Piel de limón

Almíbar
150 grs de azúcar
150 ml. de agua
Un chorro de anís (opcional)

Dos cucharadas de azúcar ligeramente humedecido con agua.

Yo amasé todo con la amasadora, es una masa bastante pegajosa pero no se debe aumentar la cantidad de harina para obtener unos resultados óptimos.


Ponemos la harina en el recipiente de la amasadora, añadimos los huevos, a un lado colocamos la sal y añadimos la manteca de vaca a temperatura ambiente, el azúcar, el anís, el azúcar invertido y la leche tibia con la levadura disuelta en ella.
Amasamos durante diez minutos, tapamos con un paño y dejamos levar hasta que doble su volumen.
Si no tenemos amasadora podemos hacerlo a mano pero es una masa muy pegajosa.

Volvemos a amasar durante un par de minutos y extendemos la masa sobre un papel de horno.
Como es una masa pegajosa podemos ayudarnos a manejarla untando las manos con aceite.
Con un cuchillo bien afilado le hacemos unos cortes formando rombos y dejamos levar nuevamente tapado hasta que vuelva a aumentar considerablemente su volumen, entre dos y tres horas.
Si queremos acelerar el proceso podemos colocar la bandeja dentro del horno apagado que habremos calentado a 50º.

Mientras se realizan los levados preparamos la crema pastelera poniendo todos los ingredientes, menos la piel de limón, en un recipiente, les pasamos la batidora de brazo y lo ponemos en el microondas a máxima potencia hasta que hierva, teniendo en cuenta de que en cuanto se haya calentado un poco tenemos que remover más o menos de quince en quince segundos para que se vaya espesando uniformemente y sin grumos. Cuando esté a medio hacer le ponemos la piel de limón y se la retiramos cuando esté fría.



Cuando esté la masa lista para hornear, marcamos de nuevo las líneas que ya habíamos realizado anteriormente, que seguramente se habrán atenuado, y con una manga pastelera colocamos en ellas la crema que ya estará fría.
En los rombos disponemos montoncitos del azúcar humedecido.




Horneamos a 180º durante más o menos veinticinco minutos, controlando hacia el final de vez en cuando ya que el tiempo podrá variar dependiendo de cada horno.

Preparamos el almíbar poniendo al fuego el azúcar con el agua y el chorro de anís si es que decidimos ponerlo. Cuando hierva lo retiramos pues no queremos un almíbar espeso. 
Sacamos del horno y regamos con el almíbar todavía caliente para que penetre mejor.