Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Habas con mejillones


Ingredientes:
1 kg. de habas frescas o ½ kg. de habas secas
1 kg. de mejillones
100 ml. de aceite de oliva
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
4 tomates medianos
Un chorro de vino blanco
1 cucharadita de pimentón
1 hoja de laurel
Cayena molida al gusto (opcional)
Perejil

Ponemos a cocer las habas cubiertas de agua fría, como media hora. Si son secas habrá que ponerlas a remojo el día anterior y tardarán en cocerse entre hora y media y dos horas. Tanto que sean de unas o de otras cuando estén hirviendo les echamos por tres veces agua fría para asustarlas.
Los mejillones los abrimos al vapor, en cuanto abran los retiramos, los desconchamos y guardamos el agua que soltaron.
Ponemos al fuego una sartén con el aceite y en él pochamos a fuego suave la cebolla y el ajo finamente picados. Cuando están listos añadimos el pimentón, a continuación los tomates pelados y triturados, el vino, la hoja de laurel, el agua de abrir los mejillones y medio vasito de agua.
Cocinamos durante media hora a fuego lento para que no reduzca demasiado.
Escurrimos las habas (reservando un poco de agua por si hace falta) y en la misma cacerola que las cocimos echamos encima de éstas el sofrito. Si vemos que tienen poco líquido ponemos agua de la reservada al escurrir las habas.
Cocinamos todo junto diez minutos a fuego suave, añadimos los mejillones y la cayena, cocinamos un par de minutos más y dejamos un rato en reposo antes de servirlos, si puede ser un par de horas mejor todavía porque se asientan los sabores y se espesa la salsa.
Espolvoreamos con perejil al llevarlas a la mesa.

domingo, 25 de noviembre de 2018

Mollejas de ternera, rebozadas y a la plancha


Las mollejas de ternera son un bocado exquisito que admiten múltiples preparaciones, salteadas, a la parrilla, guisadas, encebolladas, a la plancha, rebozadas…
No son para comer demasiado a menudo por su alto contenido en colesterol y purinas, pero de vez en cuando podemos permitirnos el capricho.



Primeramente procederemos a preparar las mollejas y cuando estén listas solamente nos queda pasarlas por harina y huevo batido y freírlas, o ponerlas a la plancha y acompañarlas de una guarnición, yo hoy puse unas patatas cajún y unas chalotas confitadas.







Las ponemos en agua fría durante un par de horas; si no lo hizo el carnicero les retiramos la mayor parte de las telillas que las recubren y la ponemos a cocer durante veinte minutos.









Les quitamos la grasa, pieles y venas que les pudiesen quedar y  las ponemos a enfriar cubiertas con un paño y con un peso encima para que se prensen y guarden mejor la forma.
Cuando estén frías las cortamos según sea la preparación que les vamos a dar.




Yo las corté en filetes para poner a la plancha y en trozos para rebozar.


sábado, 24 de noviembre de 2018

Secreto ibérico a la plancha


El secreto ibérico es una de las piezas más cotizadas del cerdo. Aunque se puede preparar de varias formas, lo más usual es ponerlo a la plancha o a la parrilla.


Su preparación es de lo más fácil.
Ponemos el secreto sobre una plancha caliente ligeramente untada, lo hacemos un minuto, le damos la vuelta y otro minuto por el otro lado. Teniendo en cuenta nuestro gusto lo haremos más o menos pasado pero respetando que no se haga más de la cuenta ya que entonces lo estropearíamos.
Retiramos y salamos.
Lo acompañamos de una guarnición o una salsa de nuestro agrado. Hoy lo puse con puerro, pimientos y chalotas confitadas.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Costilla de ternera (falda) estofada con verduras



Ingredientes:
1 kg. de costilla de ternera
2 dientes de ajo
8 chalotas
2 zanahorias grandes
4 champiñones grandes
1 vaso de vino blanco
1/2 vaso de agua
150 ml. de aceite de oliva
Sal
Pimienta

Pelamos las chalotas.
Después de pelar las zanahorias las cortamos en cuatro o cinco trozos y los torneamos. Los champiñones los cortamos a la mitad.
Cortamos la costilla en trozos grandes y la salpimentamos.
En una cacerola amplia ponemos el aceite, en el doramos la costilla por todas partes, ponemos los ajos picados y cuando empiecen a dorarse añadimos el vino y el agua. Cocinamos a fuego lento durante cuarenta minutos, si vemos que necesita líquido ponemos algo más de agua y añadimos las verduras. Cocinamos durante una hora más a fuego muy suave, añadiendo agua si la necesitase, aunque no debería ser preciso ya que tapada y a fuego muy lento no se consumiría en exceso, además al final debe quedar el aceite sin apenas líquido ninguno.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Tostones o patacones


É
sta es una receta que se elabora con plátano de freír y es muy popular en América latina. Solamente el nombre varía de un país a otro, tostones en Venezuela, patacones en Colombia.
Los podemos utilizar como aperitivo o guarnición.
 


Ingredientes:
1 plátano macho verde
Aceite para freír
Sal en escamas (preferiblemente)





Para pelarlo le cortamos las puntas y le hacemos a la piel dos o mas cortes longitudinales, y lo vamos pelando con las manos.








Después de pelado lo cortamos en trozos de unos tres centímetros.
Si queremos hacerlos más pequeños los cortamos en rodajas más delgadas.










Los freímos en aceite medianamente caliente tres o cuatro minutos, hasta que se hayan ablandado y empiecen a dorarse.











Los retiramos a un plato con papel de cocina.











Luego, antes de que se enfríen, los ponemos entre dos papeles film sobre una tabla










Con un plato u otro utensilio que nos resulte cómodo los prensamos hasta que se queden aplastados.










Los volvemos a freír en aceite caliente y cuando estén dorados los retiramos otra vez a un recipiente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.





Les ponemos la sal.



Si hacemos tostones frecuentemente tal vez nos sea útil hacernos con una tostonera, las hay de madera y metálicas. En las fotos se muestran tres de madera, la primera para hacer los tostones con su forma habitual, con la segunda los hacemos un poquito más gruesos y la tercera se utiliza para cuando los queremos rellenar, les da la forma de cuenco.
Pero como ya hicimos anteriormente nos podemos arreglar perfectamente sin ellas, los aplastamos sobre una tabla corriente de madera.







sábado, 3 de noviembre de 2018

Palitos de calabaza a la provenzal


Los palitos de calabaza son tanto un rico aperitivo como una excelente guarnición para carnes o pescados.
Si los servimos como aperitivo, aunque no es necesario, podemos acompañarlos de una salsa de mostaza.


Ingredientes:
Calabaza
Harina
Hierbas provenzales
Aceite para freír
Cerveza
Sal gruesa o en escamas

Cortamos la calabaza en bastoncitos como si fuese para hacer patatas fritas. Los ponemos en un cuenco y cubrimos con cerveza durante media hora más o menos.
Los secamos bien y les espolvoreamos hierbas provenzales, los pasamos por harina y los freímos en aceite caliente hasta que empiecen a dorarse.
Los retiramos sobre papel de cocina, para que no queden aceitosos, y les ponemos la sal.
Servimos antes de que se enfríen.

lunes, 22 de octubre de 2018

Tarta de zanahoria (Carrot cake)


Ingredientes:
Tarta:
150 grs. de harina
4 huevos
250 grs. de zanahorias
70 grs. de nueces
170 grs. de azúcar (preferiblemente moreno)
100 ml. de aceite de oliva suave
½ sobre de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela
Cobertura:
80 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
200 grs. de nata para montar
200 grs. de queso crema
100 grs. de azúcar glas
1 sobre de azúcar vainillado


Aunque esta receta consiste en un bizcocho cubierto con la crema, si preferimos no ponerla, el bizcocho por si sólo también está bueno, tanto para meriendas como para desayunos.

Para estas cantidades utilizamos un molde desmoldable de veinte centímetros de diámetro, y para que se desmolde mejor en el fondo le podemos poner  papel de horno.
Pelamos y rallamos las zanahorias.
Mezclamos la harina con la levadura y el bicarbonato.
Picamos las nueces en la picadora cuidando  que no queden demasiado molidas. En lugar de nueces podemos poner avellanas o almendras.
Batimos los huevos con el azúcar con la batidora de varillas, cuando estén bien batidos añadimos la harina y mezclamos a mano con movimientos envolventes.
Por último incorporamos las nueces y la zanahoria.
Vertemos en un molde enmantequillado y enharinado el y lo introducimos  en el horno precalentado a 170º. hasta que esté cocido, más o menos una hora, pero comprobaremos si está en su punto pinchándolo con un palillo hasta que éste salga limpio.
Si a la media hora vemos que aún está muy crudo y por fuera ya tiene color le bajamos la temperatura a 160º.

Para hacer la cobertura montamos la nata, añadimos el queso, el azúcar glas, el sobre de azúcar vainillado y la mantequilla. Cuando esté bien integrado guardamos en la nevera, durante al menos una hora, para que esté firme.
Cubrimos la tarta con la crema y decoramos  con unas virutas de zanahoria glaseada (zanahoria rallada cocida diez minutos en un almíbar fuerte).

También si queremos podemos abrir el bizcocho a la mitad y poner una capa de crema en el centro.
Conservamos en la nevera.

lunes, 15 de octubre de 2018

Ensalada de tomate y queso al aceite de albahaca






Ingredientes:
Tomates muy maduros y de carne blanda
Aceite de oliva
Albahaca fresca
Queso mozzarella fresco o queso tipo burgos
Sal (preferiblemente Maldon o gruesa)




Primeramente trituramos muy fina la mezcla del aceite con las hojas de albahaca. Lo pasamos por un colador y reservamos.
Generalmente se hace más cantidad de la que vamos a utilizar y el que sobra lo guardamos para otras ocasiones.
Pelamos los tomates, los cortamos en trozos y los chafamos con un tenedor, de ahí que deban ser muy maduros y de carne blanda, si no es así tendremos que triturarlos pero dejándolos en trozos.
Yo utilicé tomate de la variedad negro de Santiago que es un tomate excepcional y muy propio para preparar este plato.
Hacemos bolitas con el queso con el saca bolas (podemos comprarlo ya en bolitas) y las repartimos por encima del tomate, espolvoreamos sal gruesa y regamos con el aceite de albahaca.

viernes, 12 de octubre de 2018

Romescada de pescado y marisco


Plato típico de la cocina catalana en el que se emplea una de las salsas más emblemáticas de esa comunidad: la salsa romesco.

Ingredientes:
4 trozos de lomos de merluza sin espinas
200 grs. de gambas
300 grs. de langostinos
200 grs. de almejas
300 grs. de mejillones
300 grs. de calamares
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
10 cucharadas de aceite de oliva
4 cucharadas de tomate frito a poder ser casero
Harina
Sal
400 ml. de caldo de pescado
Salsa romesco (receta aquí)

Ponemos las almejas en agua con sal para que suelten toda la arena que pudiesen tener.
Limpiamos los calamares y los troceamos.
Pelamos las gambas y los langostinos dejando cuatro enteros para decorar. Guardamos las cabezas para el caldo.
Abrimos los mejillones al vapor guardando el agua que suelten para añadirlo al caldo de pescado.
Con la cabeza de la merluza, de las gambas y langostinos y alguna verdura hacemos un caldo de pescado.
Ponemos el aceite en una sartén no muy grande y freímos ligeramente la merluza después de salarla y pasarla por harina.
Tiene que quedar casi cruda, únicamente sellada por fuera. La reservamos.
En ese mismo aceite echamos los calamares troceados, les damos un par de vueltas a fuego fuerte y retiramos junto a la merluza.
En el aceite que nos quedó en la sartén, si vemos que es necesario añadimos alguno más, ponemos la cebolla y el ajo finamente picados, los pochamos a fuego lento hasta que estén blandos. En ese momento incorporamos el tomate frito, el caldo de pescado y ocho cucharadas de salsa romesco.
Cocinamos durante quince minutos a fuego lento, si vemos que está muy líquido podemos espolvorear un poco de pan rallado, moviéndolo rápidamente para que no se hagan grumos, para que nos espese a nuestro gusto.
Pasamos la salsa para un recipiente más amplio para cocinar los demás ingredientes desahogadamente.
Ponemos los calamares, cocinamos cinco minutos e incorporamos el pescado, las gambas, los langostinos, los mejillones y las almejas. Colocamos encima los langostinos que dejamos sin pelar, cocinamos cinco minutos más todo junto.



Cuando vayamos a servir ponemos más salsa romesco encima del pescado.

domingo, 7 de octubre de 2018

Hamburguesa de ternera gallega con cebolla caramelizada y bacon


Ingredientes:
4 panes de hamburguesa
400 grs. de carne de ternera picada
2 cucharadas de ajo y perejil triturados
Pimienta molida
Una pizca de tomillo
Cebolla caramelizada (receta aquí)
8 lonchas de bacon
Sal
Aceite de oliva

Con antelación aliñamos la carne con la sal, el ajo y perejil triturados, la pimienta y el tomillo. Mezclamos bien y dejamos reposar en la nevera.
Formamos cuatro bolas con la carne y las aplastamos hasta que nos queden las hamburguesas del tamaño que deseemos.
Untamos una sartén con aceite de oliva y las hacemos a la plancha hasta que estén a nuestro gusto. Al mismo tiempo en otra sartén vamos cocinando el bacon.
Mientras se cocinan las hamburguesas calentamos el pan y la cebolla.
Ponemos cada hamburguesa sobre su pan, encima dos lonchas de bacon y la cebolla caramelizada.
Servimos recién hechas.

Pescado a la espalda


La preparación a la espalda es una de las formas más sencillas de elaborar determinados pescados como el besugo, la dorada, el sargo, la chepa…
Primeramente tenemos que limpiar el pescado y abrirlo al medio desde la cabeza a la cola, dejando la espina central en una de las dos partes. Ya sea por comodidad o por no sentirnos capaces de hacerlo bien, podemos pedirle al pescadero que nos lo prepare.


Luego lo podemos cocinar a la plancha o al horno. Generalmente en las casas, no siendo pescados pequeños, resulta más fácil hacerlos al horno, ya que no se suelen tener las comodidades de las que disponen en los restaurantes.
Yo como eran de ración los hice a la plancha.





Ingredientes:
1 pieza de pescado de 1,5 kg. o 4 piezas de ración
4 dientes de ajo
1 guindilla
1 cucharada de vinagre
50 ml. de aceite de oliva
Sal



Después de tener el pescado preparado para hacer a la espalda lo salamos y lo ponemos a la plancha, primeramente con la piel hacia arriba, lo cocinamos un par de minutos y le damos la vuelta ayudándonos de una espátula, cocinamos otro par de minutos y emplatamos.
Cortamos los ajos en láminas y los ponemos a freír en el aceite con la guindilla cortada en trozos. Cuando estén dorados añadimos el vinagre, con cuidado de no quemarnos porque salpica bastante.
Echamos por encima del pescado el refrito de los ajos con el aceite.
Si lo hacemos al horno haremos el refrito igualmente, colocamos el pescado en la bandeja del horno, le echamos por encima el refrito e introducimos en el horno precalentado a 200º durante quince o veinte minutos dependiendo del tamaño.
 Podemos acompañar de patatas panaderas, verduras a la plancha o de una fresca ensalada.

jueves, 4 de octubre de 2018

Sesos huecos


La casquería en estos momentos no goza de muchos adeptos, tanto porque no es muy sana como por el desconocimiento de su preparación, pero con ella están realizadas muchas recetas tradicionales en la cocina española que no merecen ser olvidadas.






Ingredientes:
2 sesadas de cerdo o cordero
2 huevos
4 cucharadas rasas de harina
½ cucharada de levadura en polvo
1 cucharada de ajo y perejil triturados
Sal
Aceite para freír





Después de limpiar bien los sesos de telillas y sangre en agua fría los cocemos por espacio de diez minutos en agua con sal.
En un cuenco mezclamos los huevos con la harina, la levadura, el ajo y perejil triturados y la sal.
Cuando esté todo bien integrado añadimos los sesos en trozos pequeños, removemos y dejamos reposar cinco minutos.
Ponemos abundante aceite a calentar y cuando está caliente con una cuchara vamos poniendo pequeñas porciones del preparado y las freímos hasta que estén doradas por todas partes.
Servimos calientes y podemos acompañarlos con una ensalada.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Pollo a la Pantoja


Hace varios años se puso de actualidad la receta del pollo que servían en el restaurante de Cantora, que se atribuía su preparación a la cantante Isabel Pantoja.
Es un pollo en salsa en la que predomina el sabor a campo que le confieren las plantas aromáticas que lleva en su elaboración: tomillo, romero y laurel.
No quiero dejar de ponerlo en el blog, porque verdaderamente está muy rico y merece la pena prepararlo.


Ingredientes:
1 pollo de 1,5 kg.
1 cebolla
1 puerro
2 dientes de ajo
1 pimiento verde o rojo
4 tomates
1/2 vaso de cerveza
Aceite de oliva
Harina
1 litro de caldo de pollo aproximadamente.
Tomillo
Romero
Laurel
Pimienta
Cayena al gusto (yo puse molida)
Sal

Aunque en la receta ponemos cerveza si preferimos por cualquier motivo podemos sustituirla por vino.
El tomillo y el romero es deseable ponerlos frescos, yo como no disponía de tomillo fresco en esta ocasión lo puse seco.
Lo acompañé con unas patatas al vapor, pero también me gusta con patatas fritas, arroz blanco o picatostes.






Cortamos el pollo en trozos no muy pequeños, los salamos y pasamos por harina; los doramos por todas partes en una sartén con aceite de oliva.









Lo retiramos a una olla y le añadimos la pimienta molida, el tomillo, el laurel y el romero.









Con las partes de pollo no utilizado (espinazo, cuello, puntas de las alas...) y alguna verdura hacemos un caldo.
Cuando esté listo lo desengrasamos retirando la grasa que está en la superficie.








En la misma sartén que freímos el pollo, retiramos un poco de aceite si vemos que es demasiado, y ponemos la cebolla, el pimiento, el puerro y los ajos, todos ellos cortados en trozos.








Cuando están pochados añadimos los tomates troceados, si pelar.








Cocinamos un par de minutos y añadimos la cayena, la cerveza y dos vasos de caldo. Mantenemos a fuego suave hasta que esté bien cocido, entre treinta o cuarenta minutos.









Pasamos por el pasapurés y lo echamos sobre el pollo que teníamos reservado en la olla.










Ponemos más caldo si hace falta hasta que casi cubra el pollo.







Cocinamos a fuego lento aproximadamente cuarenta minutos, removiendo de vez en cuando hasta que el pollo esté tierno y la salsa ligeramente reducida.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Escacho (rubio) al horno


El escacho o rubio es un pescado de roca, de carne blanca, firme y sabrosa. En Galicia se encuentra fácilmente a la venta y generalmente se consume en guisos y caldeiradas, aunque también lo podemos poner en salpicón, frito o como en este caso al horno.


Ingredientes:
4 escachos de ración
1 cebolla grande
Zumo de limón
Aceite de oliva
Sal
Pan rallado





En un recipiente para horno hacemos una cama con la cebolla cortada en juliana, la salamos y le repartimos por encima tres cucharadas de aceite. 
La introducimos en el horno frío y lo encendemos a 200º.









Cuando veamos que está medio pochada retiramos el recipiente del horno.
  





Colocamos el pescado encima de la cebolla después de haberlo salado, lo rociamos con zumo de limón y aceite de oliva y lo salpicamos de pan rallado.
Volvemos a introducir en el horno y lo cocinamos durante quince o veinte minutos dependiendo del tamaño. Si el pan rallado no está un poco dorado podemos poner el grill dos o tres minutos, pero siempre vigilando que no se queme.


Servimos caliente acompañando el pescado con la porción de cebolla correspondiente.

Ni que decir tiene que aunque hemos utilizado escachos esta receta sirve para preparar cualquier otro pescado que deseemos.