Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 30 de marzo de 2019

Patatas al gratén con puerro y bacon


Las patatas al graten con puerro y bacon nos pueden servir tanto como primer plato o como guarnición de carnes o pescados a la plancha; de las dos maneras quedan exquisitas.

Ingredientes:
600 grs. de patatas
200 ml. de nata líquida
100 grs. de bacon en trocitos pequeños
La parte blanca de un puerro
2 cucharadas de aceite de oliva
1 diente de ajo triturado
Perejil triturado
40 grs. de queso rallado.
Mantequilla para untar el molde
Sal
Pimienta

Pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en rodajas de más o menos medio centímetro de grosor, las cocemos al vapor hasta que estén tiernas, este paso lo podemos variar cociéndolas en agua, al microondas o incluso cociéndolas con piel y enteras y cortándolas después de haberlas pelado. Podemos optar por el método que nos resulte más cómodo.
Yo las cocí al vapor porque se deshacen menos que haciéndolo con agua.
Mientras se cuecen las patatas ponemos a freír el puerro cortado fino en las dos cucharadas de aceite, a fuego muy lento, a los cinco minutos añadimos el bacon en trocitos pequeños y cocinamos durante diez minutos más, entonces añadimos la nata, la sal y la pimienta. Cocinamos hasta que empiece a espesar.
Disponemos de un recipiente de horno y lo untamos con mantequilla. En él vamos colocando una capa de rodajas de patata, regamos con tres o cuatro cucharadas de la crema que tenemos en la sartén y procedemos a poner otra capa de patatas regándola nuevamente con la crema, así hasta acabar las patatas y la crema. Por encima ponemos queso rallado.


Tendremos el horno precalentado a 200º.
Introducimos el recipiente con las patatas y lo horneamos hasta que se doren ligeramente por encima.
Retiramos del horno.


Servimos calientes.
Aunque yo en esta ocasión no lo hice, podemos añadir, en el sofrito con el puerro, unos champiñones en trozos pequeños que también les quedan magníficamente.

viernes, 29 de marzo de 2019

Trofie con bacon, brócoli y tomate


El trofie es un tipo de pasta italiana corta y enrollada en forma de rizo. La manera tradicional de prepararla es a la genovesa pero hoy, saliéndome de lo más habitual, he preferido acompañarla de brócoli, bacon y tomate.

Ingredientes:
500 grs. de pasta fresca trofie
200 grs. de bacon
150 grs. de brócoli
2 tomates grandes, maduros pero firmes.
3 cucharadas de aceite de oliva
Queso parmesano rallado
Sal
Pimienta

Separamos el brócoli en ramilletes pequeños y lo cocinamos en agua hirviendo durante cinco minutos, escurrimos y reservamos.
Pelamos los tomates, les retiramos las semillas y los cortamos en trozos medianos (concassé).
Cortamos el bacon en tiritas y lo ponemos en una sartén con las tres cucharadas de aceite, cuando esté ligeramente cocinado añadimos el brócoli, salteamos dos minutos e incorporamos el tomate. Ponemos la pimienta y cocinamos todo junto un par de minutos más.
Cocemos la pasta teniendo en cuenta que al ser fresca en ocho o diez minutos está lista. Si utilizamos otra seguiremos las indicaciones del fabricante.
La agregamos a la sartén con el resto de los ingredientes, removemos para que se integren los sabores y servimos con queso parmesano rallado.

miércoles, 13 de marzo de 2019

Croquetas de bacalao al pilpil


Ingredientes:
50 ml. de aceite de oliva
85 grs. de harina
700 ml. de leche
300 grs. más o menos de bacalao al pilpil (receta aquí)
Sal








Previamente haremos un bacalao al pilpil.







En estas croquetas utilizo aceite de oliva en lugar de mantequilla.
Ponemos a calentar el aceite con la harina, la freímos un par de minutos y añadimos la leche fría toda junta, removemos rápidamente con un batidor para que no se formen grumos y seguimos removiendo hasta que hierva y se espese, cocinamos nueve o diez minutos más sin dejar de remover.








Añadimos los ajos del pilpil triturados con cuatro cucharadas de salsa y la sal.












Incorporamos el bacalao, que previamente habremos desmenuzado en trozos no demasiado pequeños, y mezclamos bien con la bechamel.











Retiramos a un recipiente y dejamos enfriar cinco o seis horas en la nevera, o mejor todavía hasta el día siguiente.




Cuando esté bien fría cogemos porciones de bechamel, las pasamos por huevo y a continuación por pan rallado.
Freímos en aceite bien caliente hasta que estén doradas.

viernes, 1 de marzo de 2019

Pulpo guisado con garbanzos



Ingredientes:
1 pulpo de más o menos 1,5 kg.
400 grs. de garbanzos secos o 2 botes de 400 grs. cocidos
1 cebolla mediana picada
1 pimiento  verde troceado
2 dientes de ajo picados
1 cucharadita de pimentón dulce
½ cucharadita de pimentón picante (opcional)
3 tomates
5 cucharadas de aceite de oliva
Un chorro de vino blanco
Sal

Cocemos el pulpo sumergiéndolo en agua hirviendo y cocinándolo entre veinte y treinta minutos, comprobaremos si está cocido pinchándolo con un palillo, teniendo en cuenta que debe parecer un poco duro, pues si lo cocemos demasiado lo echaremos a perder.
Lo podemos cocer con anterioridad pero cuidando de conservar agua de cocerlo.
Los garbanzos, que habremos dejado a remojo desde el día anterior, también los ponemos a cocer en agua hirviendo hasta que estén tiernos, alrededor de dos horas. Reservamos.
Si preferimos para acortar el tiempo podemos utilizar garbanzos en conserva.
En una cacerola con el aceite sofreímos a fuego lento la cebolla, el pimiento y el ajo, cuando estén tiernos ponemos el pimentón y rápidamente, para evitar que éste se queme, añadimos los tomates troceados, el vino y medio vaso de agua de cocer el pulpo. Salamos.
Cocinamos durante media hora a fuego lento, si nos parece necesario añadimos más agua de cocer el pulpo.
Incorporamos los garbanzos.
Cortamos el pulpo en rodajas con ayuda de unas tijeras y lo ponemos en el guiso, cocinamos un par de minutos más todo junto para que se integren los sabores y servimos bien caliente.