Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

jueves, 26 de enero de 2012

Romanesco con salsa holandesa


El romanesco es una especie de coliflor cuyo consumo está menos extendido pero que es una buena fuente de vitamina C y ácido fólico.

Ingredientes:
Romanesco
Agua
Sal
Salsa holandesa (receta aquí)
Cocemos el romanesco en agua hirviendo con sal durante más o menos diez minutos.
Lo escurrimos, ponemos en el recipiente en que lo vamos a servir y napamos con salsa holandesa.

Salsa holandesa

Esta salsa es un clásico de la cocina francesa, resulta exquisita acompañando pescados y verduras.
Es muy delicada y se puede cortar fácilmente durante su elaboración, lo mismo que al conservarla; por lo que se debe preparar en el momento de servirla o mantenerla al calor apropiado, al baño de maría, hasta su uso.

Ingredientes:
2 yemas de huevo
90 grs. de mantequilla
Una cucharada de zumo de limón
Sal
Pimienta o cayena molida

Dispondremos de dos recipientes que encajen uno en el otro pero sin llegar al fondo, uno para hacer el baño de maría y otro para elaborar la salsa. Yo utilicé un cacillo y un bol de vidrio.

Ponemos el cacillo al fuego hasta que se caliente el agua pero que no llegue a hervir, lo mantenemos así. Mientras tanto ponemos dos yemas de huevo en el bol con una cucharada de zumo de limón.
En un recipiente, que nos resulte cómodo para después añadirla a las yemas, derretimos la mantequilla en el microondas, a potencia suave hasta que se quede líquida pero que no hierva.

Colocamos el bol con las yemas y el limón sobre el recipiente que tenemos al fuego, batimos con unas varillas hasta que estén bien mezclados y es entonces cuando empezamos a añadir la mantequilla, poco a poco, sin dejar de batir hasta que la echemos toda, cuidando de no añadirle una especie de suero que nos quedará en el fondo.

Le ponemos la sal y la pimienta.
Si estuviese muy espesa podemos aligerarla con una poquita de agua templada.

martes, 24 de enero de 2012

Mejillones tigres rabiosos


Ingredientes:

Mejillones
Tomate frito, a poder ser casero (receta aquí)
Ajo molido
Vino blanco
Pimentón picante
Aceite de oliva

Limpiamos los mejillones y los lavamos bien.
Los ponemos en una olla con dos o tres hojas de laurel, tapamos y los ponemos al fuego hasta que todos estén abiertos. Reservamos el agua que soltaron y desconchamos los mejillones, guardando las conchas para presentarlos.
En una sartén ponemos un poco de aceite, le añadimos el ajo molido y el pimentón picante, enseguida echamos el tomate frito, un chorretón de vino y una poca de agua de la que habíamos reservado al abrir los mejillones.
Incorporamos los mejillones y dejamos cocinar todo junto un par de minutos. Vamos colocando cada mejillón en una de las conchas y cubrimos con la salsa.
Servimos calientes.

lunes, 16 de enero de 2012

Naranjas confitadas

Ingredientes:
3 naranjas medianas de piel fina
400 cc. de agua
350 grs. de azúcar
Media vaina de vainilla

Cortamos las naranjas en cuarterones o en rodajas, las ponemos en una olla cubiertas de agua y las llevamos a ebullición, en cuanto hiervan las retiramos y escurrimos el agua. Esta operación la repetimos tres veces.


Ahora ponemos al fuego las naranjas con los 400 cc. de agua, el azúcar y la vainilla, dejamos cocinar hasta que el almíbar esté reducido a la mitad y las naranjas blandas.
Las podemos conservar con el almíbar o dejar que se sequen encima de una rejilla. Si queremos que se sequen antes la metemos en el horno a 50º durante cuatro o cinco horas, hasta que estén a nuestro gusto.
Si las queremos conservar por largo tiempo las ponemos en botes de cristal y los hervimos media hora, o también las podemos congelar e ir sacando para ponerle a los postres.


También podemos confitar la piel de la naranja (receta aquí) que nos servirá tanto para incluir en numerosos postres como para consumir por si solas, como un bocado delicioso.

Las podemos bañar con chocolate, para eso derretimos chocolate fondant en el microondas, con cuidado de que no se queme. Vamos pinchando con un palillo cada naranja, la sumergimos en el chocolate y luego lo clavamos en poliespan, una patata, u otra cosa que tengamos a mano y dejamos que el chocolate se endurezca. Sacamos el palillo y ya están listas.

jueves, 12 de enero de 2012

Rollitos de lenguadina y langostinos en salsa marinera

La idea de esta receta la saqué del blog Unos pican y otros no que os recomiendo que visitéis, pues seguro que os gustará.
Yo luego la hice a mi manera adaptándola a los gustos de mi familia.
Aunque en la receta original se utilizaba lenguado yo los hice con lenguadina que es lo que tenía a mano en ese momento.

Ingredientes:
2 lenguadinas grandes (de 400 grs. cada una)
8 langostinos grandes
Unas cuantas almejas
1 cebolla mediana triturada
2 dientes de ajo triturados
1/2 vaso de caldo de pescado (puse unos cubitos que tenía congelados de agua de cocer marisco) (aquí)
1/2 vaso de vino blanco
1/2 cucharadita de pimentón dulce
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Harina

Hacemos cuatro filetes con cada lenguadina, les sacamos la piel y los salamos ligeramente. Pelamos los langostinos dejándoles el extremo de la cola y envolvemos cada uno con un filete de pescado, prendemos con un palillo.
En una cazuela con un poco de aceite pochamos a fuego lento la cebolla y los ajos; cuando están blanditos añadimos el pimentón y rápidamente el vino y el caldo para evitar que el pimentón se queme. Ponemos una poca de pimienta y dejamos cocinando a fuego suave. Mientras tanto en una sartén con aceite vamos pasando los rollitos que previamente habremos enharinado, solamente vuelta y vuelta, que luego acabarán de cocerse en la salsa.
Los echamos a la cazuela y dejamos que se hagan dos o tres minutos, rectificamos de sal, les damos la vuelta y añadimos las almejas; en cuanto se abran retiramos del fuego.
Les sacamos los palillos con cuidado de que no se rompan.
Yo los acompañé de arroz blanco.

Manteca de vaca


Tuve la suerte de que me regalaron nata de leche fresca cocida, difícil de conseguir en estos tiempos. Antiguamente la había en casi todas las casas, la leche que se consumía era fresca y había que hervirla para que no se estropease. Como era tal cual provenía de la vaca, formaba una gruesa capa de nata en la superficie, que se iba retirando y guardando en un recipiente hasta que se tenía la suficiente para hacer galletas, mantequilla o manteca…
Yo hoy quise hacer una poca de manteca con la que luego haré una bica, un bizcocho, un roscón o unas magdalenas… a los que les dará un sabor especial y muy gallego.


Ponemos la nata en una sartén al fuego, iremos revolviendo hasta que al llevar un rato cociendo se separe como una especie de aceite, de los residuos sólidos.



Lo colamos y dejamos los sólidos en el colador



y el líquido lo echamos en un recipiente



Dejamos que se enfríe y se solidifique y ya tenemos nuestra manteca preparada para hacer los dulces que deseemos.

viernes, 6 de enero de 2012

Cochinillo al horno


Ingredientes:
Cochinillo
Manteca de cerdo ibérico
Sal gorda
Ajos
Zumo de limón o vinagre

Unas horas antes de cocinarlo lo frotamos con zumo de limón o vinagre.
Trituramos los ajos y los mezclamos con la manteca de cerdo y la sal.
Secamos bien el cochinillo y lo embadurnamos por todas partes con la mezcla de la manteca de cerdo.
Calentamos el horno a 200º y ponemos el cochinillo con la piel hacia abajo en la rejilla del horno, que colocaremos en la parte media y con una bandeja de agua debajo.
Dejamos cocinar durante media hora, le damos la vuelta y lo dejamos hasta que veamos la piel bien dorada por todas partes. Sobre una hora en total, aunque lo vigilaremos de vez en cuando pues no todos los hornos son iguales y puede hacerle falta más o menos tiempo.
Lo servimos caliente acompañado de unas patatas asadas y ensalada.

domingo, 1 de enero de 2012

Rollitos de ternera rellenos



Ingredientes:
6 filetes de tapa de ternera cortados finos
6 pimientos del piquillo
6 lonchas finas de jamón serrano
Una cebolla grande
2 dientes de ajo
Medio vaso de vino blanco
Harina
Aceite de oliva

Utilizamos filetes de tapa porque son los que mejor se adaptan para esta receta, ya que es un corte del que salen unos filetes enteros y limpios de grasa y nervios.

Extendemos los filetes y colocamos encima de cada uno una loncha de jamón y un pimiento del piquillo, enrollamos y prendemos la punta con un palillo.
En una cacerola ponemos un poco de aceite y sofreímos a fuego lento la cebolla picada muy fina y los dientes de ajo. Cuando estén blandos echamos la cucharada de harina, freímos un minuto y ponemos el vino blanco y un vaso de agua.
Los rollitos los pasamos por harina y los freímos en una sartén hasta que estén dorados por todas partes, los vamos echando en la cacerola con la salsa y añadimos agua hasta que casi los cubra. Dejamos que se vayan cocinando, a fuego lento, hasta que estén tiernos y la salsa se haya reducido.
Retiramos del fuego, les sacamos los palillos y los servimos napados con la salsa.
Hoy los acompañé con unas patatas fritas.