Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 22 de agosto de 2020

Chuletas de cerdo a la riojana


Aunque generalmente nos decantamos por cocinar las chuletas fritas o a la plancha hay otras muchas maneras de elaborarlas, dándoles la oportunidad de lucir en nuestra mesa y darle gusto a nuestro paladar. Una de estas formas es preparándolas a la riojana.

Ingredientes:
4 chuletas de cerdo
1 chorizo poco curado cortado en rodajas
40 grs. de jamón serrano en taquitos
1 pimiento rojo
1 pimiento verde italiano
3 dientes de ajo
2 cebollas medianas
3 tomates grandes
Un chorro de vino blanco
Cayena molida al gusto (opcional)
6 cucharadas de aceite de oliva
Sal

En una sartén con el aceite freímos a fuego fuerte las chuletas, más o menos un minuto por cada lado. Las retiramos a un plato y salamos.
Cortamos las verduras en juliana (excepto los tomates), el ajo en trocitos y los pochamos a fuego lento en el aceite que quedó en la sartén después de freír las chuletas, si vemos que hace falta añadimos alguno más. Cuando están un poco blandas añadimos el jamón y el chorizo y a los cinco minutos ponemos el vino, el jugo que hayan soltado las chuletas en el plato que las tenemos reservadas, la cayena (si nos gustan picantes) y los tomates después de pelarlos y cortarlos en trozos pequeños. Salamos (teniendo en cuenta la sal que aporta el jamón) y cocinamos lentamente hasta que se ablande el tomate.
Introducimos las chuletas en la salsa y cocinamos todo junto durante cinco minutos más.

Servimos acompañadas de unas patatas con piel hechas en el microondas.
Para hacerlas así seleccionamos unas patatas medianas, más o menos del mismo tamaño, las lavamos bien y las pinchamos con la punta de un cuchillo varias veces. Las colocamos en un plato tapado con una tapa para microondas y las cocinamos ocho o nueve minutos a máxima potencia.
El tiempo depende de la variedad de patata, si al sacarlas vemos que no están cocidas ponemos un par de minutos más.
Las dejamos reposar unos minutos y cortamos en rodajas con un cuchillo bien afilado. Si son patatas nuevas podemos comerlas con la piel.
Si preferimos en su lugar ponemos patatas fritas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario