Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 5 de mayo de 2018

Kale o berza rizada


Recientemente en España empezó a comercializarse en mayor medida la col kale, aunque en Estados Unidos adquirió protagonismo bastante antes, sobre todo en la cocina que se basa en el cuidado de nuestra salud, ya que está considerada un superalimento debido a sus propiedades antioxidantes, abundancia de vitaminas, alto contenido en fibra, baja en calorías y sin grasas.
En Galicia desde siempre se cultivó y consumió este tipo de berza rizada, aunque no es costumbre comerla cruda.


Ensalada de kale


Ingredientes:
Kale (hojas tiernas)
Aguacate
Tomates cherry
Bacon
Sal
Aceite de oliva virgen
Vinagre
Las cantidades son al gusto de cada uno y los ingredientes también los podemos cambiar por otros que nos agraden más, aunque para mí éstos hacen una combinación perfecta.

En un poco de aceite freímos el bacon que habremos cortado en bastoncitos. Reservamos.
Cortamos con las manos la col kale en trozos pequeños y aunque podemos consumirla cruda yo prefiero escaldarla dos minutos en agua hirviendo para que se suavice un poco su aspereza. La pasamos por agua fría, la escurrimos y secamos bien.
La vamos colocando en la fuente, con los tomates cortados al medio y el aguacate en dados. Salamos y regamos con una vinagreta que habremos hecho con aceite y vinagre, removemos y colocamos el bacon por encima.

Kale al estilo gallego



En estas fotos lo presentamos, en una acompañado de merluza enharinada y frita, y en la otra de un filete de pavo a la plancha.



Ingredientes:
1 manojo de kale (berzas rizadas)
2 patatas grandes
5 dientes de ajo
Una cucharadita de postre de pimentón dulce
100 ml. de aceite de oliva



En una olla con agua hirviendo y sal ponemos la verdura después de haberla limpiado y lavado. La cocemos hasta que esté a nuestro gusto, el tiempo depende de que nos agrade más o menos cocida y de lo tierna que sea. Cuando falten veinte minutos añadimos las patatas cortadas en trozos grandes.
La escurrimos y le echamos por encima un refrito que habremos hecho con el aceite, los ajos laminados y el pimentón, teniendo en cuenta de poner éste cuando los ajos estén dorados y el fuego apagado para que no se nos queme, ya que cogería un sabor amargo que nos estropearía el plato.
Lo podemos acompañar con chorizos frescos que coceremos en la misma olla y que los pondremos al mismo tiempo que las patatas, con huevos cocidos o como guarnición de carnes o pescados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario