Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

domingo, 3 de mayo de 2020

Patas de pollo en salsa

Las patas de pollo por sus propiedades y nutrientes aportan grandes beneficios a nuestra salud:
Cuidan y rejuvenecen la piel al ser una gran fuente de colágeno
Fortalecen los huesos y las articulaciones,
Benefician al estómago e intestino
Ayudan en las convalecencias
Ayudan a fortalecer el sistema inmunológico
Fortalecen las uñas y el cabello
Aceleran la cicatrización
Ayudan a aliviar el estrés
Disminuyen la presión arterial
Ayudan a controlar el peso estimulando el metabolismo
Aumentan la producción de glóbulos rojos


Hoy en día las venden envasadas y completamente limpias y preparadas para utilizar en nuestra cocina.
Para beneficiarnos de sus propiedades podemos limitarnos a elaborar con ellas un caldo concentrado o también cocinarlas de otras diferentes maneras.
En la receta de hoy las hemos puesto en salsa y la verdad, además de beneficiosas para la salud, quedaron verdaderamente ricas.


Ingredientes:                                  

½ kg. de patas de pollo
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla mediana
 2 tomates pequeños
2 dientes de ajo
½ vaso de vino blanco
1 cucharadita de pimentón dulce
Caldo de pollo o en su defecto agua
1 hoja de laurel
Tomillo al gusto
2 o 3 ramitas de perejil
Cayena molida o pimentón picante (opcional)
Sal

En una cazuela amplia ponemos el aceite y en él pochamos la cebolla y el ajo troceados. Cuando estén medianamente blandos ponemos el pimentón (y la cayena o el pimentón picante si nos gusta que piquen) y antes de que se queme añadimos los tomates troceados, el laurel y el perejil, cocinamos un par de minutos e incorporamos el vino y el tomillo.





Retiramos la hoja de laurel y trituramos con la batidora de brazo (aunque este paso lo podemos omitir si nos gusta encontrar la salsa con más tropezones);  ponemos las patas que acabaremos cubriendo con el caldo o agua según nuestra elección.




Hervimos a fuego suave entre cuarenta  y cincuenta minutos, hasta que estén muy tiernas.
Si la salsa nos parece demasiado suelta en los minutos finales ponemos un fuego alto para reducirla y que nos quede en su punto de espesor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario