Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

Entrada destacada

ÍNDICE EN ORDEN ALFABÉTICO

viernes, 23 de septiembre de 2022

Tortilla de patatas estilo Betanzos

La tortilla de Betanzos es una de las tortillas de patatas más famosas de Galicia, incluso de todo el país, por la cantidad de premios que cosecha poniendo Betanzos en el mapa nacional de la gastronomía.
En Betanzos hay varios restaurantes que se disputan la autoría de la mejor tortilla, y eso ya es para gustos, lo que si es cierto es que en todos está deliciosa, y aunque se empezó friendo las patatas en la sartén, ante el gran volumen de tortillas que se elaboran diariamente, en la mayoría optaron por utilizar freidoras exclusivas para freír las patatas de las tortillas.
Todos buscan el secreto de la famosa tortilla y en realidad secreto no tiene ninguno, su fama la obtiene de la calidad de los ingredientes y la manera de prepararla.
Las patatas deben ser gallegas, de las variedades Kennebec o Agria, los huevos camperos muy frescos y un buen aceite de oliva, no es necesario que sea virgen, pero si lo es, escogeremos uno de sabor suave, si es muy fuerte podría restar protagonismo a los demás ingredientes que son los principales. Yo utilizo el aceite gallego Abril.
Solamente nos falta la sal para completar los cuatro únicos ingredientes que lleva la tortilla de Betanzos, ya que en Betanzos el debate de la cebolla no existe, va siempre sin ella.


 

Ingredientes:
1 kg. de patatas Kennebec (más o menos 4 grandes)
10 huevos frescos camperos, grandes
Aceite de oliva abundante
Sal. 


 

 
Empezamos pelando las patatas, las lavamos y las vamos cortando en lascas, más o menos del mismo grosor.

 

 

Ponemos abundante aceite en una sartén de 28 cm. y cuando esté caliente echamos las patatas, cocinamos a fuego medio para que se vayan ablandando poco a poco, cuando ya están tiernas aumentamos el fuego un par de minutos para que en los bordes quieran empezar a dorarse, pero muy ligeramente.


 

Mientras las patatas se están friendo batimos muy poco los huevos, solamente que se mezclen las claras con las yemas sin que lleguen a espumar. Las yemas de los huevos camperos son muy compactas, lo que los diferencia de otros huevos que no serían adecuados para este tipo de tortilla. 

 

 


 

 

Retiramos las patatas de la sartén con una espumadera, las vamos escurriendo y echando con los huevos. 

 

 

 

  

 

 

 

 

Ponemos la sal y mezclamos.

 
 

 

 

Dejamos reposar cinco minutos para que las patatas se impregnen bien con el huevo y la sal.
Retiramos el aceite de la sartén, la ponemos de nuevo al fuego y cuando esté caliente, aunque no demasiado, vertemos la mezcla de los huevos y las patatas, las acomodamos bien y a los veinte segundos le damos la primera vuelta, podemos utilizar una tapadera de dar vuelta a las tortillas o un plato, la cocinamos más o menos un minuto y le damos la segunda vuelta dejándola unos treinta segundos más. Estos tiempos son orientativos, cada cocinero va viendo sobre la marcha, dependiendo de la intensidad del fuego, la sartén, los huevos... Retiramos del fuego y servimos recién hecha.
Generalmente se le dan tres vueltas pero hay quien le da dos o incluso cuatro.

ÍNDICE EN ORDEN ALFABÉTICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario