Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

miércoles, 9 de diciembre de 2020

Gallo al vino (coq au vin)

Este plato procede de la cocina francesa y es uno de sus platos de aves más emblemático. Es adecuado para hacer con un pollo de corral casero que no sea demasiado joven para que su carne tenga más consistencia y de más sabor al plato. En lugar de pollo también queda rico con una gallina de aldea, sin embargo con un pollo de granja desmerece mucho.

Ingredientes:
2 kg. de pollo casero
150 ml. de aceite de oliva
750 ml. de vino tinto
1 cebolla grande
4 zanahorias para la salsa
4 dientes de ajo
150 grs. de champiñones
150 grs. de panceta cortada en bastoncitos
12 cebollitas
2 zanahorias para tornear en trozos
Laurel
Tomillo
Pimienta en grano
Harina
Caldo de pollo


El pollo del que disponía era muy grande, pesaba unos cinco kilos, lo corté en trozos y utilicé como dos kilos que son más que suficientes para cuatro comensales.
El día anterior cortamos el pollo en trozos grandes y lo marinamos con el vino, las zanahorias en trozos, la cebolla en juliana , los ajos, laurel, tomillo, unos granos de pimienta y dos o tres clavos. Guardamos en la nevera hasta el día siguiente.
Retiramos el pollo del marinado, lo pasamos por harina y lo freímos en una sartén con el aceite hasta que esté dorado por todas partes, lo retiramos y lo ponemos en una cacerola.
Escurrimos las verduras del vino y las cocinamos unos minutos en la sartén con el aceite que nos quedó de freír el pollo, si hiciese falta ponemos un poco más. Cuando estén un poco cocinadas las volcamos con el aceite en la cacerola junto al pollo, cubrimos con el vino del marinado y con un vaso de caldo. Salamos ligeramente, al final lo probaremos y añadimos alguna sal más si le hiciese falta.
Añadimos las otras dos zanahorias que habremos cortado en trozos y torneado para luego servir de acompañamiento.
Mantenemos al fuego, teniendo la precaución de retirar los trozos de zanahorias cuando estén blandas, hasta que el pollo esté tierno. Según lo que tarde en hacerse el pollo puede ser que necesitemos añadir algo más de caldo.
Mientras se está cocinando el pollo ponemos dos cucharadas de aceite en una sartén y a fuego suave freímos la panceta y las cebollitas, dos o tres minutos antes de retirarlas añadimos los champiñones  y los salteamos. Apagamos el fuego y reservamos.
Cuando el pollo esté tierno lo retiramos de la cazuela y trituramos la salsa con la batidora de brazo, si vemos que la salsa está un poco suelta ponemos una cucharadita de pan rallado, volvemos a triturar y volvemos la cazuela al fuego, añadimos de nuevo el pollo y también la panceta, las cebollitas, los champiñones y los trozos de zanahoria que teníamos reservados. Cocinamos todo junto cinco minutos más.
Servimos el pollo con la salsa y acompañado de las verduras y la panceta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario