Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Caldo de castañas (calduda)


Este plato es de la gastronomía tradicional gallega.
Antiguamente cuando no había verdura o no se podía coger fácilmente debido a las fuertes nevadas, se echaba mano de las castañas para elaborar el caldo que diariamente se comía en casi todas las casas rurales.
Hoy en día es de los platos olvidados que merecidamente deberían resurgir.
Yo lo hice en homenaje a mi abuela Francisca que, aunque no vivía en el campo, es de la única que recuerdo que lo hacía alguna vez añorándolo de sus años de juventud.


Ingredientes:
600 grs. de castañas
1 ½ litro de agua
1 hueso de cerdo salado (espinazo, lacón, cabeza...)
1 chorizo gallego poco curado
El tamaño de una nuez de unto
½ cebolla mediana picada
1 diente de ajo picado
4 cucharadas de aceite
1 cucharadita de pimentón dulce
Sal

Ponemos una olla al fuego con el agua, el hueso de cerdo, que habremos puesto a desalar el día anterior, y el chorizo.
Mientras se cuecen pelamos las castañas, las ponemos a hervir en una olla con agua y sin dejar que se enfríen les sacamos la piel interior.  Reservamos.
Si utilizamos castañas pilongas las dejaremos a remojo la noche anterior






En una sartén calentamos el aceite y sofreímos a fuego bajo el unto, la cebolla y el ajo.





Cuando estén pochados y el aceite no muy caliente, para que no se queme, añadimos el pimentón.

Retiramos el hueso y el chorizo de la olla y echamos las castañas y el sofrito.
Si se nos consumió  demasiado líquido  añadimos más agua y cocinamos hasta que las castañas estén tiernas.
Rectificamos de sal y servimos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario