Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 1 de marzo de 2014

Pencas de acelgas rellenas


Las pencas de acelgas además de otras múltiples preparaciones quedan muy bien, rebozadas y fritas. Hoy además de eso vamos a rellenarlas.
Voy a poner dos versiones de pencas de acelgas rellenas. Unas de jamón serrano y tomates secos y la otra de bechamel con acelgas, anchoas y queso de tetilla.


Las pencas de las acelgas son los tallos blancos de esta verdura. Para rellenar conviene que sean de hojas grandes para que las pencas sean anchas. Si solamente las vamos a hacer rebozadas, sin relleno sirven aunque sean más estrechas, incluso si son anchas las podemos cortar en bastoncitos.

Ingredientes:
Pencas de acelga
Jamón serrano en lonchitas
Tomates secos
Hojas de acelga cocidas
Anchoas (podemos sustituirlas por jamón)
Queso de tetilla
Mantequilla
Harina
Aceite de oliva

No pongo cantidades, es fácil ajustarlas después de ver la cantidad de pencas de las que disponemos.


Separamos las pencas  de las hojas, les sacamos bien todas las hebras o hilos que tienen, las lavamos, cortamos en trozos de la medida que deseemos y las cocemos en agua con sal durante diez o quince minutos.
Las escurrimos y dejamos enfriar.






Hacemos una bechamel espesa, como para croquetas, cuando esté hecha le añadimos las hojas de acelgas (previamente cocidas), las anchoas en trocitos y el queso también en trozos pequeños. No es necesario que el queso se funda, luego al freírlas ya lo hace. Mezclamos bien y reservamos.
Anchoas pondremos la cantidad que se ajuste a nuestro gusto, yo solamente puse unas cuantas, que hagan notar una sutil presencia pero que no sea un sabor predominante.
Si nos sobra relleno podemos formar unas croquetas, rebozarlas en huevo y pan rallado y freírlas como otras croquetas cualquiera.
Secamos las pencas con papel de cocina y colocamos encima de cada trozo el relleno deseado.
En unas puse la bechamel y en las otras una lonchita de jamón serrano y un trozo de tomate seco.









Cubrimos con otro trozo de penca y rebozamos.



Yo las de jamón y tomate las rebocé con harina y huevo y las de bechamel con huevo y pan rallado.

Acompañamos de una salsa de nuestra preferencia (yo puse salsa de tomate y mayonesa) y presentamos en la mesa.


2 comentarios:

  1. Que pinta más buena, nunca las he comido así. Probaré pronto. Besos.
    http://lasrecetasdenessa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Están muy buenas, además se les puede poner el relleno que más nos guste.
    Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar