Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

lunes, 24 de febrero de 2014

Gelatina de naranja con trufa de chocolate blanco

Un postre muy apropiado para niños, tanto por rico como por su valor nutricional.



Ingredientes:
600 c/c. de jugo de naranja
Una tableta de chocolate blanco para fundir (180grs.)
½ litro de nata para montar
6 hojas de gelatina (para ajustar la cantidad seguiremos las indicaciones del fabricante ya que las láminas varían de tamaño de una marca a otra)



Empezamos haciendo la crema de trufa, pues necesita varias horas en la nevera hasta que esté bien fría.
Ponemos la nata a calentar en un recipiente hasta que hierva, le añadimos el chocolate y removemos hasta que se disuelva bien. Dejamos enfriar a temperatura ambiente, dándole vueltas de vez en cuando para que no forme costra. Cuando esté fría la dejamos en la nevera varias horas, cuanto más fría esté mejor se montará.
Ponemos las hojas de gelatina a remojo en  agua fría.
Hacemos el jugo de naranja, si estuviese ácido podemos ponerle azúcar al gusto.
Calentamos la mitad del jugo, sin que llegue a hervir, hasta que tenga una temperatura en la que se disuelva bien la gelatina. Añadimos la gelatina, removemos bien hasta que esté completamente disuelta y añadimos el resto del zumo que no habíamos calentado. Removemos y la repartimos en los recipientes en los que la vayamos a servir. Los dejamos en la nevera, en dos o tres horas habrá cuajado.

Cuando tengamos bien fría la nata con el chocolate procedemos a montarla, hasta que esté bien firme, temiendo la precaución de que no se nos pase de batido, pues se nos haría mantequilla. Yo no le puse azúcar, con la que aporta el chocolate me pareció suficiente, pero si la queremos más dulce podemos ponérselo.
Adornamos la gelatina con la crema de trufa y ya podemos servirla o reservar en la nevera hasta el momento de presentarla en la mesa.

5 comentarios:

  1. Hola Rosmaría, me parece un postre muy sencillo pero buenísimo, a mí así en copas o vasitos me encanta. besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene que estar riquísimo, y así tan bien explicado como tu sabes hacerlo, parece fácil, por supuesto que tomo nota, y ya te contaré...
    Grácias Rosmaria, besos.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla, que rico y que bonito que te ha quedado.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  4. Queda muy rico y refrescante, la nata es la que lo pone un poco más prohibitivo, pero con poner menos cantidad en la copa... yo en la foto de arriba lo hice para los golosos y luego en el vaso ya lo puse con menos cantidad de trufa para los que cuidan un poco más su dieta...que en mi casa hay de todo....jajaja.

    ResponderEliminar
  5. Esto, tan sabroso, tenías que hacerlos más a menudo en... tu casa.
    Xanxo.

    ResponderEliminar