Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 9 de junio de 2012

Empanada gallega de centeno, rellena de liscos y chorizos



Antiguamente en las aldeas de Galicia no había panaderías y el pan se elaboraba en las casas, utilizando las harinas de trigo o centeno que compraban, o en la mayor parte de los casos, el trigo del país que ellos mismos cosechaban.
Salía un pan compacto y oscuro que se conservaba durante muchos días, hasta la próxima hornada. Incluso había la costumbre de pasarse el fermento o masa madre de unas casas a otras.
Siempre que se hacía el pan se aprovechaba para hacer una empanada con lo que había por casa.
En la provincia de Lugo se acostumbraba a echar mano de los chorizos y tocino que había de la matanza, por eso una empanada tradicional era la de liscos y chorizo, frecuentemente realizada con pan de centeno.
Los liscos son lonchas, más bien finas, de tocino entreverado.



Ingredientes:
500 grs. de cebollas
3 chorizos
150 grs. de tocino entreverado
1 pimiento rojo
150 ml. de aceite de oliva
Colorante alimentario
Masa
300 grs. de harina de centeno
200 grs. de harina de trigo
2 sobres de levadura de panadería
225 ml. de agua templada con sal (que al probarla esté un poco salada)
6 cucharadas de aceite del guiso



Picamos las cebollas en juliana, el pimiento en tiras, el chorizo en rodajas y el tocino en lonchas finas y pequeñas.

Ponemos el aceite en una sartén con la cebolla y el pimiento, cocinamos diez o doce minutos. 

 
Echamos una poca de sal, teniendo en cuenta que el tocino está salado (yo no le puse ninguna, comemos con poca sal), el colorante  y añadimos los liscos y el chorizo. Cocinamos un par de minutos más y retiramos del fuego.



Escurrimos el aceite que haya quedado en la sartén, dejando el relleno seco.




El aceite que retiramos es el que pondremos posteriormente en la masa.








Ponemos las harinas en un bol (yo la hice con la amasadora), la levadura en un lado y en el centro echamos el agua y el aceite del guiso.

 


Amasamos durante diez minutos y formamos una bola que dejaremos fermentar hasta que doble su volumen, 40 o 50 minutos dependiendo de la temperatura ambiente.





Cuando haya crecido amasamos ligeramente y dejamos reposar diez 
minutos
Dividimos la masa en dos partes.



Cogemos una parte y la estiramos del grosor que deseemos, a mí me gusta fina. Colocamos sobre una bandeja de horno, ponemos el guiso encima repartiéndolo bien por todas partes y dejando un centímetro de masa todo alrededor.

Estiramos la otra parte y cubrimos la empanada cerrando todo alrededor, formando como un rulo y apretando. Hacemos un agujero en el centro y adornamos con la masa que nos sobró.

 
Si queremos la podemos pintar con huevo batido.
Horneamos a 170º, dependiendo de cada horno, hasta que esté dorada, unos 30 o 40 minutos.
Al  sacarla del horno mojamos un papel de cocina con aceite del guiso y la untamos ligeramente por encima.

2 comentarios:

  1. Tanto tiempo viendo tus reportarjes tan buenos de empanadas, y ahora me doy cuenta de que tienes blog!, me decia, esta Rosa con lo bien que cocina y lo bien que le sale todo y no tiene blog!,jajja, que guay que asi es!, un saludin de guaxa. Marta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Marta.
    El blog lo tengo desde el 2009, que empecé con el para facilitarle a mi hijo recetas cuando se independizó...
    Nunca le di publicidad porque, aparte de ser un blog sin grandes pretensiones, no quería forzar a nadie para visitarlo, pero después de varios años y como me decían que no sabían que tenía blog, me decidí a ponerlo en la firma del foro.
    Besos

    ResponderEliminar