Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

domingo, 2 de mayo de 2010

Tarta San Marcos


Ingredientes:
Un bizcocho genovés (receta aquí) cortado en tres discos

Relleno:

Relleno de nata
Medio litro de nata
Cinco cucharadas de azúcar
2 hojas de gelatina

Montamos la nata con el azúcar, cuando esté bien montada le añadimos las 2 hojas de gelatina disueltas en una cucharada de agua hirviendo, mezclamos bien para que no nos forme grumos. Reservamos en la nevera.

Relleno de trufa

400 cc. de nata
50 grs. de chocolate de fundir (negro o con leche)
2 cucharadas de azúcar
Ponemos la nata en un recipiente al fuego, añadimos el azúcar y el chocolate, dejamos hervir removiendo hasta que se disuelva por completo el chocolate. Dejamos enfriar y guardamos en la nevera durante cuatro o cinco horas por lo menos. Es mejor dejarla preparada del día anterior.
Al día siguiente la montamos, como si fuese nata, hasta que esté consistente.
Reservamos en el frigorífico.

Almíbar
Medio vaso de agua
100 grs. de azúcar
Un chorrito de brandy
En un recipiente ponemos el azúcar con el agua y el brandy, lo llevamos al fuego y dejamos hervir unos minutos. Reservamos

Yema pastelera
100 cc. de agua
200 grs. de azúcar
6 yemas
Una cucharada de maicena
Con el agua y el azúcar hacemos un almíbar a punto de hebra, mientras tanto mezclamos las yemas con la maizena y batimos bien hasta que no tenga grumos.
Vamos echando muy poco a poco el almíbar caliente en las yemas, batiendo todo el tiempo. Volvemos a ponerlo al fuego, removiendo sin parar con un batidor hasta que esté espesa. Volcamos a un bol que tendremos metido en agua helada. Removemos un rato para enfriarla y usamos inmediatamente.


Montaje
En una bandeja colocamos el primer disco de bizcocho, lo mojamos ligeramente con el almíbar, echamos la nata, dejando la suficiente para adornar.
Cubrimos con el segundo disco de bizcocho, lo calamos con el almíbar y encima colocamos la crema de trufa.
Tapamos con el último disco, lo calamos de nuevo con el almíbar y cubrimos con la yema pastelera, dejamos enfriar y metemos en la nevera.
Si queremos tostar la yema le ponemos azúcar por encima y quemamos con un soplete.
Cuando esté bien fría decoramos a nuestro gusto con la nata montada que nos sobró de rellenarla.  Por los lados podemos poner láminas de almendra tostadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada