Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

jueves, 26 de enero de 2012

Salsa holandesa

Esta salsa es un clásico de la cocina francesa, resulta exquisita acompañando pescados y verduras.
Es muy delicada y se puede cortar fácilmente durante su elaboración, lo mismo que al conservarla; por lo que se debe preparar en el momento de servirla o mantenerla al calor apropiado, al baño de maría, hasta su uso.

Ingredientes:
2 yemas de huevo
90 grs. de mantequilla
Una cucharada de zumo de limón
Sal
Pimienta o cayena molida

Dispondremos de dos recipientes que encajen uno en el otro pero sin llegar al fondo, uno para hacer el baño de maría y otro para elaborar la salsa. Yo utilicé un cacillo y un bol de vidrio.

Ponemos el cacillo al fuego hasta que se caliente el agua pero que no llegue a hervir, lo mantenemos así. Mientras tanto ponemos dos yemas de huevo en el bol con una cucharada de zumo de limón.
En un recipiente, que nos resulte cómodo para después añadirla a las yemas, derretimos la mantequilla en el microondas, a potencia suave hasta que se quede líquida pero que no hierva.

Colocamos el bol con las yemas y el limón sobre el recipiente que tenemos al fuego, batimos con unas varillas hasta que estén bien mezclados y es entonces cuando empezamos a añadir la mantequilla, poco a poco, sin dejar de batir hasta que la echemos toda, cuidando de no añadirle una especie de suero que nos quedará en el fondo.

Le ponemos la sal y la pimienta.
Si estuviese muy espesa podemos aligerarla con una poquita de agua templada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario