Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 30 de mayo de 2020

Torreznos


Aunque los torreznos se consumieron siempre, variando ligeramente en su preparación según las regiones españolas, últimamente están de actualidad, los más populares son los torreznos de Soria, que se hacen a partir de una panceta ligeramente adobada.
En la Galicia de interior desde siempre se comieron los torreznos hechos con unas lonchas finas de tocino salado entreverado, en muchos lugares les llaman “liscos” que no tienen nada que ver con los chicharrones de corteza crujiente que se hacían en tacos gruesos y con el tocino fresco sin pasar por la sal. En mi pueblo les decían “iscos”, había un chiringuito llamado El Isco en él que solamente servían la bebida, generalmente “cuncas” de vino y como tapa unos “iscos” hechos a la brasa con la piel crujiente y al cocinar el tocino salado resaltaba más la sal y tiraba del vino. 
También solían hacerse en la calle en celebraciones de vecinos o fiestas populares.
Yo los hice al estilo de Soria pero con una panceta gallega curada y en su punto justo de sal.

Si está la panceta en el frigorífico la sacamos unas horas antes para que se seque bien la piel  y la cortamos en lonchas de unos tres centímetros de grosor.


La ponemos en una sartén ligeramente engrasada con la piel hacia abajo. Así la mantenemos unos cinco minutos a fuego muy suave.


Luego la pasamos unos minutos por cada lado.


La retiramos y dejamos que se temple.


Ponemos abundante aceite en la sartén y la volvemos a freír pero esta vez a fuego fuerte.


Retiramos cuando se pone la piel crocante y queda dorado por fuera pero tierno por dentro.
Los servimos calientes, cortados en trozos de bocado y acompañados de un pan rico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario