Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

viernes, 3 de mayo de 2019

Croquetas de mejillones


Las croquetas siempre quedan bien en cualquier ocasión.
Pero no debemos cometer el error de hacerlas solamente de aprovechamiento de restos de carnes o pescados que nos hayan sobrado de otros platos. No digo que no esté bien hacerlas así, pero quedarán mucho mejor si las hacemos con ingredientes exclusivos para su realización, tendrán mucho más sabor que si las hacemos con unas carnes que ya se han cocido para otros platos y en ellos dejaron toda su sustancia.


Ingredientes:
6 cucharadas de aceite
50 grs. de harina
500 grs. de mejillones
½  cebolla (50 grs.)
100 ml. de agua de cocer los mejillones
500 ml. de leche
Sal
Nuez moscada

Lavamos bien los mejillones, los ponemos con una hoja de laurel en una olla sin agua y tapada al fuego. Cuando se abran los retiramos, dejamos enfriar un poco, los desconchamos, les retiramos los hilillos de sujeción y los trituramos aunque no en demasía, que se encuentre algún trocito. Guardamos el agua que soltaron al abrirse.






Picamos la cebolla y la pochamos a fuego lento en las seis cucharadas de aceite.












Agregamos la harina y freímos durante un par de minutos.







Añadimos el agua de cocer los mejillones y la leche; rápidamente removemos con el batidor para evitar que se formen grumos, seguimos removiendo hasta que se espese.
Cocinamos durante cinco minutos, añadimos los mejillones triturados, la sal (si es necesaria pues ya lleva el agua de cocer los mejillones) y la nuez moscada, seguimos cocinando sin dejar de remover  cinco minutos más y retiramos del fuego.


Echamos el preparado en un recipiente. Lo tapamos con film de cocina bien pegado para que no haga costra y dejamos enfriar. Cuando esté frío lo guardamos en la nevera unas cuantas horas, mejor hasta el día siguiente.
Vamos tomando porciones del tamaño deseado, pasándolas por huevo bien batido y luego por pan rallado.
Freímos en abundante aceite (que las cubra) bien caliente y poniendo pocas de cada vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario