Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

sábado, 13 de abril de 2019

Guiso de congrio con patatas


El congrio es un pescado de carne blanca, parecido a la anguila aunque a diferencia de ésta, que vive también en el río, el congrio lo hace únicamente en el mar. 
Para cocinar utilizamos la parte abierta, ya que la parte de la cola tiene tantas espinas que lo inutiliza para presentar en la mesa, aunque sí que lo podemos aprovechar para hacer fumet. 

Ingredientes:
1,5 kg de congrio por la parte abierta
4 patatas grandes preferiblemente Kennebec
8 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
Perejil
Azafrán
Un chorro de vino blanco
Harina
Sal


El congrio que compré ya venía sin la parte cerrada, únicamente la parte abierta unida a la cabeza, es muy usual que ya lo comercialicen así.
Cortamos el pescado en rodajas




A pesar de que la cabeza y las rodajas con la espina quedan riquísimas guisadas, hoy para  para una mejor presentación he preferido retirar las espinas de las rodajas y la cabeza.
Con las espinas que retiré y la cabeza hice un fumet para utilizar luego en el guiso, si decidimos hacer éste incluyendo las espinas y la cabeza no es necesario añadir ningún fumet, pues ya nos va a quedar un guiso muy sustancioso.




Salamos el congrio, lo pasamos por harina y lo freímos ligeramente en el aceite, en la misma olla que vamos utilizar para el guiso. Solamente vuelta y vuelta que luego ya se acaba de hacer junto a las patatas.










En el mismo aceite que freímos el congrio pochamos a fuego lento la cebolla picada, cuando esté lista añadimos las patatas chascándolas en trozos no muy grandes, cubrimos con el fumet, añadimos el azafrán, el vino, la sal y el pescado por encima.




Por último le ponemos un majado que habremos hecho con el ajo y perejil.


Cocinamos tapado a fuego suave y moviéndolo de vez en cuando con movimiento de vaivén para que no se agarre al fondo y se vaya espesando la salsa.
Cuando las patatas estén tiernas está listo para servir.
Si la salsa estuviese muy líquida sacamos unos cuantos trozos de patata las chafamos bien con un tenedor y las mezclamos con el resto de la salsa, para que quede en su punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario