Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

sábado, 14 de septiembre de 2013

Huevos encapotados


Los huevos encapotados son un clásico de nuestra cocina tradicional.
Son similares a los huevos villeroy, diferenciándose en que los encapotados los envolvemos en bechamel y los villeroy en una derivación de la bechamel a la que agregamos al final queso y clara de huevo.
Los podemos hacer con huevos fritos o cocidos, si los hacemos con estos últimos los cortamos en mitades a lo largo.
Para aperitivo podemos hacerlos con huevos de codorniz.

Ingredientes:                            
                            
5 huevos
60 grs, de mantequilla
1 cucharada de aceite 
60 grs. de harina
600cc. de leche fría
Sal
Nuez moscada
Aceite para freír
Huevo para rebozar
Pan rallado
                 


Utilicé cinco huevos porque esta cantidad de bechamel me dio para cubrir cuatro huevos fritos y uno cocido.
Empezamos friendo o cociendo los huevos. Si optamos por freírlos lo haremos dejando la yema poco cuajada, ya que cuando los sirvamos la yema tiene que conservarse líquida. 
Si no tienen muy buena forma los recortamos redondeándolos.


Hacemos una bechamel con las cantidades indicadas.
Calentamos la mantequilla con el aceite, añadimos la harina, freímos unos minutos y añadimos la leche fría de golpe, removemos sin parar con un batidor hasta que espese, sazonamos con la nuez moscada y la sal y cocinamos cinco minutos sin dejar de remover.

Sobre un papel de horno colocamos una base de bechamel, ponemos el huevo encima y cubrimos con otra capa de bechamel.
Si queremos que queden más parejos podemos cortarlos, en este momento con un aro de emplatar.


Dejamos enfriar en la nevera durante varias horas (incluso de un día para otro) para que estén más consistentes.
Pasamos por huevo batido y pan rallado. Freímos con el aceite bien caliente.
Cuando los hacemos con huevos cocidos son más manejables que con los huevos fritos, yo en este último caso los hago en una sartén honda, con bastante aceite que los cubra para no tener que darles la vuelta; si es preciso, porque se nos quedan un poco más blancos por encima, con la misma espumadera vamos echándoles aceite por la parte superior para que se doren por igual.

Los serví con salsa de tomate y jamón frito.

6 comentarios:

  1. Hola Rosmaria, me encanta la cocina que haces, facil, rica y bonita en el plato, los huevos encapotados que nos presentas hoy tienen que estar riquisimos y muy bien presentados. Muchos besitos y feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antoñi.
      Un feliz día también para ti.
      Besos

      Eliminar
  2. Tiene razón Antoñi, lo explicas fácil y el resultado es súperrrr, he de decirte que este pasado mes, he realizado varias de tus recetas y el resultado....fabuloso. Eres
    además de una gran cocinera, una excelente maestra explicando e ilustrando los pasos a seguir, una vez mas, grácias. Estos huevos encapotados tienen que estar riquisimos....
    Un gran abrazo Rosmaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran satisfacción para mí que te hayan salido bien las recetas, yo procuro explicarlas lo mejor posible para que le queden bien a todos.
      Los huevos encapotados son fáciles, un poquito engorrosos de manejar cuando los hacemos con huevos fritos, pero merece la pena, les gustan a a casi todos.
      Un besazo

      Eliminar
  3. Q alegría encontrar esta receta q mi madre nos hacía de pequeñas y q a mis hijos les encanta, tienes unas recetas fabulosas gracias por compartirlas guapa

    ResponderEliminar
  4. Me alegra ver que la receta te satisface, es un plato muy tradicional y que no le damos el lugar que se merece.
    Besos.

    ResponderEliminar