Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

jueves, 30 de julio de 2015

Mejillones con bechamel

La receta presentada hoy corresponde a uno de los aperitivos mas tradicionales y una de las tapas mas emblemáticas en los lugares de tapeo de Galicia. Aunque es frecuente oir refiriendose a ellos el nombre de tigres yo prefiero llamarles mejillones con bechamel, ya que para mí, los tigres son los mejillones que están cubiertos de una salsa picante.
 

Ingredientes:
30 mejillones  medianos de buena calidad
1 loncha pequeña y fina de jamón serrano (optativa)
1 cebolla pequeña muy picadita
7 cucharadas de aceite de oliva suave
1 hoja de laurel
1 pizca de nuez moscada
3 cucharadas de harina
200 ml. de leche
150 ml. de agua de cocer los mejillones
 


Lavamos bien los mejillones y los ponemos en una olla, sin agua y bien tapada, al fuego hasta que se abran. Si alguno no lo hiciese lo deshechamos.






Cuando se enfríen los vamos desconchando (guardamos sobre 20 conchas que son aproximadamente las que necesitaremos rellenar con estas cantidades) y los cortamos en trozos más o menos pequeños según nuestro gusto. Los reservamos.




 Ponemos el aceite en una sartén y en él sofreímos la cebolla a fuego muy lento sin dejar que tome color, cuando esté blandita ponemos el jamón que habremos picado en trocitos muy pequeños.





 Dejamos freír dos minutos más.


Añadimos la harina removemos bien y cocinamos dos o tres  minutos para que pierda el sabor a crudo.



 Echamos la leche y el agua de cocer los mejillones y removemos con un batidor sin parar, para que no se formen grumos, hasta que hierva y espese.
Sazonamos con una pizca de nuez moscada.


Mantenemos cinco minutos al fuego sin dejar de remover, ponemos los mejillones, mezclamos bien y empezamos a rellenar las conchas.


Los dejamos en la nevera hasta que estén bien fríos y los pasamos por huevo y pan rallado.


Los freímos en aceite muy caliente.

2 comentarios:

  1. Madre mia que pintaza tienen estos mejillones, ya me tienes por aqui siguiendote, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Están ricos, ricos... y si los tenemos preparados de antemano, en unos segundos contamos con un aperitivo o entrante súper apetitoso.
    Un saludo

    ResponderEliminar