Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

domingo, 23 de julio de 2017

Huevos cocidos (duros)


Soy una forofa de los huevos cocidos en todas sus preparaciones (ensaladas, rellenos, encapotados...), y aunque cocerlos parece muy sencillo, y en realidad lo es, conviene aplicar unos pequeños trucos para que queden en su punto.
Es muy desagradable que cuando los pelamos no se despegue bien la cáscara, queden crudos o muy pasados, la yema no quede centrada si los vamos a rellenar, se forme un borde ennegrecido alrededor de la yema…
Aquí pongo como yo los hago y me parece la forma más idónea para solucionar los pequeños problemas que se nos pueden presentar.


Primeramente para que pelen bien pongo el agua a hervir con un chorro de vinagre, cuando está hirviendo deposito los huevos ayudándome de una cuchara para que no sufran pequeños golpes que puedan llegar a romperlos.


Cuando vuelven a hervir los dejo cocer once minutos moviéndolos continuamente con la misma cuchara, sobre todo al principio, para que la yema quede centrada.
Los retiro, los refresco bien con agua fría y los pelo debajo del chorro de agua del grifo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario