Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

sábado, 25 de enero de 2014

Fritos de sesos


Aunque últimamente los sesos no gozan de muy buena fama, debido principalmente a su alto contenido de colesterol, a mí personalmente es un producto que me gusta bastante y no me resisto a prepararlos en alguna ocasión, aunque sea esporádicamente.
Me gustan en tortilla, a la romana… pero hoy preparé unos ricos fritos (que es como les llamamos en Galicia) de sesos.
Los utilicé de cerdo porque me resultan más fáciles de conseguir que los de ternera.

Ingredientes:
4 sesadas de cerdo o una de ternera.
1 huevo
80 grs. de harina
100 c/c de leche
1/2 sobre de levadura en polvo
Sal

Limpiamos bien los sesos bajo el grifo de agua fría, retirándoles toda la telilla que los recubre.
Los cocemos en agua con sal y un trozo de cebolla durante diez minutos. Retiramos del agua y reservamos.
En un cuenco ponemos el huevo, la harina, la leche, la levadura y la sal. Le pasamos la batidora hasta que quede una pasta fina, dejamos reposar diez minutos y añadimos los sesos en trozos grandes.  
Mezclamos con cuidado de que no se nos deshagan los sesos y con una cuchara vamos poniendo montoncitos en una sartén con aceite caliente a fuego medio. Esperamos que se doren por un lado, les damos la vuelta y dejamos dorar por la otra parte. 
Los retiramos a un plato con papel de cocina para que dejen el exceso de aceite. 
Servimos muy calientes acompañados por una ensalada.

domingo, 19 de enero de 2014

Tarta rápida de manzana


Ingredientes:
6 o 7 manzanas grandes
300 grs. de harina
300 grs. de azúcar
150 c/c de leche
100 c/c de nata (si no queremos poner nata ponemos 250 de leche)
1 sobre de levadura en polvo
5 huevos
1 cucharadita de canela

Pelamos las manzanas, cortamos en gajos las que vayamos a necesitar para poner por encima y el resto en trozos pequeños para poner en el interior de la tarta.
Ponemos todos los ingredientes con los trozos de manzana en un bol y trituramos con la batidora hasta que nos quede una pasta fina.
Engrasamos y enharinamos un molde (yo le puse spray del que se usa para que no se pegue) e introducimos en el horno precalentado a 160º hasta que al pincharla con una aguja ésta salga limpia, lo que nos indicará que ya está cocida.
La desmoldamos y cubrí con una gelatina de manzana que me habían regalado, pero si no tenemos podemos sustituirla por mermelada de melocotón.
Dejamos enfriar o también podemos comerla templada.

miércoles, 15 de enero de 2014

Canapés

Estos aperitivos tienen como base el salmón ahumado.

 Canapés de salmón

 Pan centeno
 Salmón ahumado
 Cebolla muy picadita con un chorrito de aceite
 Aceite de oliva
 Aceitunas negras


Cortamos el pan de la forma deseada, hacemos lo mismo con el salmón.
Untamos el pan con aceite de oliva, colocamos el salmón, encima cebolla picada y adornamos con aceitunas negras.

Tartaletas de salmón y aguacate

Salmón ahumado
Aguacate
Cebolla
Huevo cocido
Zumo de limón
Aceite de oliva
Sal
Tartaletas


Picamos menudos todos los ingredientes, reservando un poco de yema del huevo para decorar.
Rociamos con aceite de oliva, zumo de limón y salamos.
Rellenamos las tartaletas y adornamos con la yema reservada.

Canapés de rollitos de salmón y surimi

Barritas de surimi
Salmón ahumado
Cebolla
Alcaparras
Aceite de oliva
Mayonesa
Pan



Desenrollamos las barritas de surimi.
Cortamos menudos el salmón, las alcaparras y la cebolla, mezclamos todo bien con un poquito de aceite de oliva.
Ponemos un poco del picadillo encima de una lámina de surimi, enrollamos procurando que quede apretado. Guardamos los rollitos en el congelador hasta que empiecen a endurecerse para que no se deshagan al cortarlos.
Le damos al pan la forma deseada, le ponemos un poco de mayonesa en el centro y encima colocamos una rodaja del rollito de surimi y salmón.



 Canapés de pasta de jamón ibérico y huevo hilado

Ingredientes:
Pan de molde
Pasta de jamón ibérico o paté de jamón
Huevo hilado (receta aquí)
Cortamos el pan con un cortapastas redondo, untamos con la pasta de jamón ibérico y coronamos con el huevo hilado.



Otro canapé de salmón

En este caso el salmón es casero (receta aquí).
Sobre una base de pan negro de Westfalia (podemos usar otro de nuestro gusto) colocamos unas lonchitas de salmón que habremos regado con aceite de oliva, colocamos encima unas guindillas en vinagre (piparras) y decoramos con eneldo.



Canapés de ventresca de bonito del norte y pimientos del piquillo

Ingredientes:
Pan de molde
Pimientos del piquillo en conserva
Ventresca de bonito del norte en aceite de oliva
Cebolla picada

Cortamos el pan de la forma deseada, hacemos lo mismo con los pimientos.
Colocamos el pimiento sobre el pan, luego la ventresca y un poco de cebolla picada, le ponemos por encima unas gotas de aceite y adornamos con cebollino

domingo, 12 de enero de 2014

Hummus


El hummus es un plato original de varios países de Oriente Medio.
Consiste en un puré de garbanzos aliñado con tahine, zumo de limón y aceite de oliva, aparte de otros ingredientes que varían según los gustos y el país de origen.

Ingredientes:
Un bote de garbanzos de 400 grs.
1 o 2 dientes de ajo
Zumo de medio limón
50 c/c. de aceite
Una cucharada de tahine
Media cucharadita de café de pimentón dulce o picante
Comino molido al gusto
Perejil o cilantro

Si preferimos podemos cocer nosotros mismos los garbanzos en lugar de utilizarlos en conserva, pero no merece la pena ya que finalmente no se va a notar la diferencia.


El tahine es una pasta de sésamo que le aporta un sabor especial, lo podemos comprar hecho o hacerlo nosotros mismos.
Los ingredientes para realizarlo son: sésamo (ajonjolí), aceite, agua y sal.
Primeramente en una sartén a fuego suave tostaremos ligeramente el sésamo sin que llegue a quemarse, luego lo moleremos con un molinillo de café y a continuación lo mezclamos en un mortero con un chorrito de aceite, otro de agua y sal.

Para hacer el hummus enjuagamos bien los garbanzos y los ponemos junto a todos los demás ingredientes en el vaso de la batidora, trituramos hasta que nos quede una pasta fina. 
Seguramente le tendremos que poner una poca de agua para aligerar la mezcla, lo haremos con cuidado de no poner demasiada porque debe resultar una pasta espesa.
Lo decoramos con un poco de pimentón y aceite de oliva.
Se consume acompañado de pan de pita o de vegetales frescos cortados en bastoncitos.

Cañaíllas


Las cañaíllas son otra especie de caracol marino.
Su sabor es parecido a los bígaros, y lo mismo que éstos su preparación es muy fácil, solamente tenemos que lavarlas bien y cocerlas.
Ponemos al fuego una olla con agua, sal y una hoja de laurel. Cuando empiece a hervir echamos la cañaíllas y contamos diez minutos desde que comiencen a hervir de nuevo.
Si fuesen muy grandes dejamos cocer dos o tres minutos más.

domingo, 5 de enero de 2014

Perdiz a la cazadora


Las perdices son aves de caza de carne muy apreciada. Las que más se comercializan son las criadas en granjas, pero su sabor no tiene nada que ver con el de las salvajes.

Ingredientes:
2 perdices (si no es plato único llega con media por comensal)
2 lonchas de panceta
6 cebollitas francesas
3 zanahorias
6 champiñones
1 chorro de brandy
1 vaso de vino tinto
1 vaso de agua
1 hoja de laurel
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra

Limpiamos bien las perdices de restos de plumas, las chamuscamos si les hace falta y las salamos por dentro y por fuera.
En una cazuela con aceite de oliva ponemos a dorar las perdices y las lonchas de panceta. Cuando están doradas por todas partes añadimos las cebollitas enteras, las zanahorias en trozos grandes y los champiñones. Dejamos que se hagan un poquito a fuego lento, rociamos con el brandy, dejamos evaporar un poco  y echamos el vaso de vino, el vaso de agua, el laurel y un poco de pimienta.
Cocinamos  hasta que las perdices estén tiernas, teniendo la precaución de a media cocción de las perdices y cuando las verduras estén en su punto, antes de que se deshagan, sacar alguna entera para acompañar en el emplatado.
Si en algún momento vemos que se consume demasiado la salsa añadimos un poco de agua.
Retiramos las perdices y pasamos la salsa con la batidora.
Servimos acompañadas de la salsa y de las verduras que habíamos reservado.

jueves, 2 de enero de 2014

Besugo al horno


Si hay un pescado tradicional en las fiestas navideñas, éste es el besugo.
Aunque se puede preparar de diversas maneras la más clásica es ponerlo al horno con patatas.
A pesar de que su consumo bajó notablemente, en lo que influyó su elevado precio, en muchos hogares sigue siendo la estrella de la cena de Nochebuena.

 Ingredientes:                                      
1 besugo de 1,5 kg. aproximadamente
3 patatas grandes en rodajas finas
1 cebolla grande en juliana
3 dientes de ajo troceados
1 limón
Un chorro de vino blanco
Aceite de oliva
Sal





Le hacemos al besugo unos cortes profundos en el lomo, lo salamos por dentro y por fuera, lo impregnamos con zumo de limón y colocamos media rodajita de éste en cada corte.
En una sartén con aceite de oliva freímos las patatas, la cebolla y los ajos. Cuando casi estén fritas las retiramos a una fuente de horno. Las salamos, regamos con el vino blanco y colocamos sobre ellas el besugo.
Rociamos el besugo con un chorrito de aceite y lo metemos al horno a 200º tapando la fuente son papel de aluminio. A los quince minutos lo destapamos y dejamos hornear otros cinco o diez minutos hasta que esté hecho, cuidando de que no se pase demasiado pues se quedaría muy seco.
Las patatas si no las queremos freír las podemos poner con la cebolla y el ajo directamente en la bandeja del horno. Las rociamos de aceite de oliva, cubrimos con papel de aluminio y horneamos hasta que estén casi hechas, a continuación seguimos los mismos pasos que cuando las freímos.
Servimos recién hecho.

miércoles, 1 de enero de 2014

Cigalas cocidas


La cigala es uno de los mariscos más apreciados, tanto por su blanca carne como por su delicado sabor.
Antiguamente en Galicia mucha gente, tradicionalmente, les llamaba langostinos, pero cuando llegaron masivamente los propiamente langostinos a los mercados se fue dejando de llamar así.
Además de otras múltiples preparaciones más elaboradas, la forma más habitual de comerlas es cocidas o a la plancha.

Para cocerlas ponemos al fuego una olla con agua,  bastante sal (unos 50 o 60 grs. por litro de agua) y laurel; cuando empiece a hervir echamos las cigalas y en cuanto vuelva a levantar hervor contamos dos minutos y las retiramos a un recipiente con agua fría y hielo, para que la carne quede bien tersa. Si las cigalas fuesen muy grandes las cocinamos un minuto más del tiempo indicado anteriormente.
Si optamos por hacerlas a la plancha las cortamos a la mitad longitudinalmente, las salamos, las rociamos con un chorrito de aceite (al que podemos añadir ajo y perejil) y las ponemos en una plancha bien caliente, dos minutos de cada lado, aumentando o disminuyendo este tiempo según el tamaño de las cigalas.