Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Tarta almendrada de chocolate


Ingredientes:                                                   

Un bizcocho genovés de 5 huevos (receta aquí)
Crema de chocolate (receta aquí)
Cobertura:
150 grs. de almendras en granillo sin tostar
50 grs. de azúcar
2 cucharadas de agua
1 cucharada de mantequilla
1 clara de huevo


Utilicé un bizcocho genovés de 5 huevos hecho en un molde de 22 cm. Lo abrí a la mitad y lo rellené de crema de chocolate.

Para la cobertura ponemos las almendras en una sartén al fuego, las tostamos ligeramente, dándoles vueltas continuamente porque se queman muy rápido. Las separamos del fuego y añadimos el agua, la mantequilla y el azúcar. Removemos hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. Dejamos hasta que esté casi frío. Entonces añadimos la clara mezclándola bien con la pasta de almendras.
Cubrimos el bizcocho con la cobertura de almendra y lo metemos en el horno, que tendremos caliente  a 200º, durante cinco minutos, lo apagamos y dejamos dentro del horno otros cinco minutos más.

Aunque yo hoy utilicé un bizcocho genovés la podemos realizar con cualquier otro bizcocho que nos agrade. El de yogur es muy apropiado.

El relleno también podemos hacerlo con la crema que más nos guste teniendo en cuenta que no sea de mantequilla o nata pues tiene que ir al horno y se desharía.
Yo solamente le puse una capa de chocolate aunque se pueden poner más, pero como nosotros no somos muy chocolateros nos llega con una.


sábado, 14 de septiembre de 2013

Huevos encapotados


Los huevos encapotados son un clásico de nuestra cocina tradicional.
Son similares a los huevos villeroy, diferenciándose en que los encapotados los envolvemos en bechamel y los villeroy en una derivación de la bechamel a la que agregamos al final queso y clara de huevo.
Los podemos hacer con huevos fritos o cocidos, si los hacemos con estos últimos los cortamos en mitades a lo largo.
Para aperitivo podemos hacerlos con huevos de codorniz.

Ingredientes:                            
                            
5 huevos
60 grs, de mantequilla
1 cucharada de aceite 
60 grs. de harina
600cc. de leche fría
Sal
Nuez moscada
Aceite para freír
Huevo para rebozar
Pan rallado
                 


Utilicé cinco huevos porque esta cantidad de bechamel me dio para cubrir cuatro huevos fritos y uno cocido.
Empezamos friendo o cociendo los huevos. Si optamos por freírlos lo haremos dejando la yema poco cuajada, ya que cuando los sirvamos la yema tiene que conservarse líquida. 
Si no tienen muy buena forma los recortamos redondeándolos.


Hacemos una bechamel con las cantidades indicadas.
Calentamos la mantequilla con el aceite, añadimos la harina, freímos unos minutos y añadimos la leche fría de golpe, removemos sin parar con un batidor hasta que espese, sazonamos con la nuez moscada y la sal y cocinamos cinco minutos sin dejar de remover.

Sobre un papel de horno colocamos una base de bechamel, ponemos el huevo encima y cubrimos con otra capa de bechamel.
Si queremos que queden más parejos podemos cortarlos, en este momento con un aro de emplatar.


Dejamos enfriar en la nevera durante varias horas (incluso de un día para otro) para que estén más consistentes.
Pasamos por huevo batido y pan rallado. Freímos con el aceite bien caliente.
Cuando los hacemos con huevos cocidos son más manejables que con los huevos fritos, yo en este último caso los hago en una sartén honda, con bastante aceite que los cubra para no tener que darles la vuelta; si es preciso, porque se nos quedan un poco más blancos por encima, con la misma espumadera vamos echándoles aceite por la parte superior para que se doren por igual.

Los serví con salsa de tomate y jamón frito.

martes, 3 de septiembre de 2013

Mermelada de peras al vino


Ingredientes:
1 ½ kg. de peras ya peladas y descorazonadas
750 grs. de azúcar
Zumo de un limón
1 vaina de vainilla
1 vaso de vino blanco

Troceamos las peras y las ponemos en una olla junto al azúcar, el zumo de limón, el vino y la vaina de vainilla abierta longitudinalmente. Llevamos al fuego y cocinamos a fuego fuerte durante media hora. Les pasamos la batidora de mano.
Dejamos reposar hasta el día siguiente que las volveremos a cocer diez minutos más.
Envasamos en tarros de cristal, los cerramos bien y los hervimos durante treinta minutos.